La Municipalidad de Tambogrande a través de la subgerencia de Fiscalización y Mercado y Camal, incineró 20 kilos de pescado y 5 kilos de carne de cerdo de dudosa procedencia, los mismos que eran comercializados en el principal centro de abastos de esta ciudad.

Con apoyo de personal de la Policía Municipal se procedió a decomisar dichos productos, pertenecientes a los comerciantes Carlos Alama Moreno y Gladys Suárez  Rufino de los puestos 41 y 19 de la principal nave del mercado central.

El médico veterinario del camal de Tambogrande, Julio Castro Mendoza, constató que la carne de cerdo no contaba con el sello de procedencia  del matadero municipal, lo que se presume que el animal habría sido sacrificado en un lugar clandestino. Mientras que el pescado presentaba características de descomposición, por lo que no era acto para el consumo.

“Un pescado fresco debe presentar ojos transparentes no opacos,  las branquias deben ser de color rojo, etc.”, acotó. Por su parte, el subgerente del Mercado y Camal, Ing. Ángel Espino Cucho, sostuvo que estas acciones preventivas se realizan con la finalidad de proteger la salud de la población.

Asimismo, indicó que  la Municipalidad de Tambogrande en los próximos meses implementará de la meta 5 del Plan de Incentivos del Ministerio de Economía y Finanzas: “Certificación de puestos de venta saludables de alimentos agropecuarios primarios y piensos, en mercados de abastos”, lo que permitirá mejorar los ambientes de los puestos de las ventas de carnes; además del mejoramiento de los sistemas de agua, luz, desagües, etc.

También procederán a capacitar a los comerciantes en temas referentes a la salubridad e inocuidad como la desratización y operativos de sanitización.

No te pierdas:

Comisión Permanente aprobó su destitución de Kenji Fujimori

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here