El financiamiento para trabajar la campaña escolar no debería ser un problema, porque las instituciones financieras cuentan con diversos productos para atender esta necesidad, pero conveniente es informarse y elegir la opción que más le convenga.

En ese sentido, ahora los emprendedores pueden conseguir el capital necesario para poner en marcha su negocio de manera rápida y segura.

El Consultorio Financiero de Mibanco explicó tres alternativas a la Agencia de Noticias Andina:

1. Línea de crédito

Una línea de crédito es un monto de dinero que una entidad financiera pone a tu disposición durante un período de tiempo.

A través de una cuenta o una tarjeta de crédito, se puede disponer del dinero para cubrir las necesidades del negocio, en este caso, para comprar la mercadería que se necesita para la campaña escolar.

Cabe recordar que solo se pagará intereses por el dinero que se haya dispuesto.

2. Préstamo

Otra buena opción para implementar un negocio con todo lo necesario para esta temporada es solicitar un préstamo. En este caso se recibe el monto total pactado desde el inicio de la operación y el cronograma de pagos donde se detalla las cuotas mensuales del préstamo por el tiempo que se haya establecido.

3. Capital de trabajo

Una línea de capital de trabajo permite obtener liquidez para trabajar la campaña escolar. Con esta se podrá financiar mercaderías, materias primas, insumos u otros materiales necesarios para el negocio.

Se debe recordar que si se opta por esta alternativa se deberá fijar un plazo de pago acorde con el ciclo de duración de la campaña.

Sea cualquiera el tipo de financiamiento que se elija, los bancos siempre realizan una evaluación crediticia que dependerá de cada institución, pero todas siempre revisan que el solicitante no tenga deudas morosas en el sistema financiero.

Esto es parte de la evaluación que cualquier entidad hace, sin importar el tipo de préstamo al que se esté aplicando.

Todo banco empieza verificando si la persona cuenta con un buen historial crediticio. Por eso es necesario que cumpla con sus compromisos de pago a tiempo.

Entre los aspectos que se toman en cuenta para determinar si una persona es sujeto de crédito destacan:

• Si es un cliente que cumple con sus compromisos de pago en fecha.

• Cuál es la actividad económica a que se dedica y la antigüedad que tiene su negocio.

• Se tomará en cuenta su capacidad de pago, que es la cantidad de deuda que puede manejar de acuerdo a sus ingresos, los gastos del negocio y sus gastos personales (incluyendo las personas que dependan de él).

• En algunos casos se tendrá en cuenta si dispone de capital adicional, si tiene cuentas de ahorro o alguna propiedad que pueda funcionar como garantía del préstamo.

Si el emprendedor nunca ha tenido una deuda y será la primera vez que solicite un préstamo para su negocio, es recomendable tener a la mano las boletas de compra y venta de su mercadería. Toda esta documentación servirá para que los asesores de negocio puedan evaluar su empresa para un préstamo.

También es recomendable guardar su título de propiedad, constancia de posesión, testimonio de compra venta, declaratoria de herederos u otros documentos que puedan acreditar la propiedad de su negocio y/o vivienda.

De lo contrario, si no tiene una propiedad, tenga siempre una copia de su contrato de alquiler y los pagos mensuales de su renta y sus constancias de pago de electricidad y agua.

No tenga temor de pedir un préstamo, recurra a la entidad financiera que le ofrezca más confianza y consulte cuánto sería la cuota del monto específico del préstamo que desea solicitar.

Con el mismo monto, plazo y tasa puede consultar en otra entidad para que pueda comparar sus opciones. No se limite en solicitar información, las instituciones financieras tienen la obligación de facilitársela.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here