La cervecera austriaca Starkenberger, con más de 200 años, ha construido las primeras piscinas de cerveza del mundo, diseñadas por el artista Wernfried Poschusta. Las piscinas se encuentran dentro del castillo de esta industria de cerveza situada en Tarrenz, en el estado de Tirol (Austria).

Según informó el medio español ABC, son en total siete piscinas, cada una con 300 litros de cerveza rebajados con 12.000 litros de agua. La sesión es para un máximo de cuatro personas, que disfrutarán de la experiencia durante un periodo de 30 a 60 minutos mientras pueden saborear alguna de las cervezas (en una jarra) u otras bebidas que ofrece Starkenberger.

El personal recomienda no beber el líquido aunque la cerveza no está contaminada. Pero la fábrica asegura que bañarse con cerveza tiene propiedades medicinales e, incluso, recomiendan no ducharse inmediantamente después para que el líquido siga actuando en el cuerpo, ya que dicen que es beneficioso para la piel por tener nutrientes.

Asimismo, los creadores de estas piscinas afirman que el olor de la cerveza es reconfortante por ser fuerte e impregnarlo todo.

Fuente: ABC

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here