“Tamales para aliviar los males”, pregón conocido porque lo usaban las vendedores de la época colonial cuando ofrecían los tamales. Hasta hoy, sigue siendo uno de los aperitivos favoritos de los peruanos, especialmente los norteños.

También puedes leer:

|La raspadilla de “La zamba”: una opción refrescante para el verano

|Ceviche y chicharrón: el clásico de la gastronomía norteña

Es un plato, o mejor dicho un gustito, que lo puedes comprar con mucha facilidad porque la mayoría de restaurantes, o ambulantes piuranos, lo venden. Además, es un potaje bueno y barato, características que logran hacer del tamal un alimento de consumo masivo.

Este puede ser de maíz (amarillo) o de choclo (verde). En esta ocasión hablaremos sobre el famoso tamal verde, es uno de los más representativos de nuestra gastronomía norteña y uno de los favoritos de los paladares piuranos.

El color verde lo adquiere del culantro, pues aunque su ingrediente base es el choclo, al agregarle el culantro licuado adquiere su color y delicioso sabor.

A la preparación también se le añade el relleno, que es la esencia del tamal, puede ser de pollo, carne de res o de cerdo, con aceituna negra y  huevo duro. Algunos le agregan cebolla y culantro picado.

En la presentación final, se suele acompañar el tamal con zarza y salsa criolla. Se puede comer solo, como un gustito, o sirve de entrada o acompañamiento de plato de fondo.

No te pierdas en Instagram:

En Twitter:

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here