El arte culinario de la repostería es uno de lo más practicados en Piura, sin embargo, como en cada arte, el repostero tiene su propio estilo y su propia historia de emprendimiento. En esta ocasión, conoceremos a Daleska Sandoval, una joven repostera piurana. 

También puedes leer:

|Valeria Chávez: la joven que hizo de los hilos un negocio

|Clariza Ludeña, la confeccionista de adornos y bolsos de tela

Según Daleska, «desde que tengo uso de razón he visto a mi madre trabajar en la reposteríay a mí me encantó trabajar con ella». Por lo que, el secreto detrás de sus postres vienen de familia, su madre es su fiel consejera y compañera en este negocio.

Al principio era una aprendiz, sin embargo, como ella manifestó: «El alumno superó al maestro». Aunque, como ella estudia la carrera de Comunicación, lo vio más como un plus al trabajo de su mamá.

Daleska Sandoval

Crecimiento del negocio

Empezaron entregando pedidos simples, eso sí, «cada uno tenía un toque especial y que le daba un aspecto elegante». Sin embargo, los clientes comenzaron a pedirles  mucho más.

Fue así que empezó a aprender técnicas de decorado y a desarrollarse como repostera para poder cumplir, y si fuera posible, superar las expectativas de su clientela. «Me encargué de las tortas en masa elástica, con los diseños que me pedían. Mis clientes se iban contentos y satisfechos con mi trabajo», sostuvo Daleska.

Asimismo, sus clientes regresaban por más pedidos e incluso la recomendaban con sus conocidos «porque siempre entregaba un producto de calidad y de buen sabor». Las recomendaciones, en donde garantizaban un buen trabajo, hizo que su emprendimiento creciera rápido.

Lo que la diferencia de otras marcas es la combinación de masas para decorar una torta. La técnica que usa no solo le permite presentar un trabajo visiblemente bueno, sino que logra hacer buen uso de sus recursos económicos. «Una torta empastada en merengue con los diseños en masa elástica es mucho más barato que una empastada toda en masa elástica, y el resultado es muy bueno», señaló.

Con el tiempo, y la experiencia en este negocio, pudo expandir su carta, ahora realiza tortas y bocaditos. «respecto a ellos, siempre entregamos los productos hechos en el día, frescos, y hay variedades para toda ocasión», resaltó Daleska.

Este emprendimiento ayudó a que Daleska creciera a nivel personal. «Ahora soy responsable de mis propios gastos y bueno, hago algo que me ha llenado el alma desde tiempos inmemorables». Por lo que, finalizando su carrera está decidida a estudiar gastronomía. 

No te pierdas en Instagram:

En Twitter:

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here