El Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri) informó que en la segunda etapa del catastro de daños, se inspeccionará un total de 6,360 viviendas afectadas por las réplicas del sismo de magnitud 6.1 registrado en la región Piura el 30 de julio de este año.

Cofopri precisó, para diario Correo, que el objetivo de este nuevo catastro es determinar si dichas viviendas afectadas por los sismos reúnen las condiciones de inhabitables y colapsadas para acceder así a los beneficios del Bono Familiar Habitacional del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS).

Explicó que, debido a las constantes réplicas que ocurren en Piura tras el sismo de magnitud 6.1, el grado de afectación que muchas viviendas presentaron en su infraestructura en el primer sismo ha cambiado.

Por ello, se inspeccionará también a las viviendas reportadas por los gobiernos locales.

Cofopri indicó que las viviendas que serán inspeccionadas en esta segunda etapa del catastro de daños, han sido registradas en el Sistema de Información Nacional para la Respuesta y Rehabilitación (Sinpad) del MVCS.

La intervención de los brigadistas de campo de Cofopri comprende:

  • 10 distritos de la provincia de Piura
  • 8 en Sullana
  • 4 de Morropón
  • 6 de Paita
  • 4  Sechura
  • 2  de Talara y el distrito de Frías en la provincia de Ayabaca

El objetivo es levantar información de cada predio y recoger datos del nivel de afectación de las viviendas, así como la titularidad de esta.

Cabe precisar que en la primera etapa del catastro de daños en Piura se evaluó a 987 viviendas de las provincias de Paita, Sullana, Piura, Morropón y Ayabaca, donde se reportaron 688 viviendas inhabitables, 67 colapsadas, 157 con daños recuperables y 66 con afectación leve o moderada, y 9 predios no tienen ningún tipo de afectación.

Síguenos en Youtube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here