¿Cuando te levantas y te ves en el espejo compruebas que tienes ojeras? Pues debes saber que no solo aparecen por falta de sueño, sino también pueden significar problemas respiratorios, agotamiento, factores hereditarios, estrés, problemas hormonales, o consumo elevado de cafeína. Pero no te preocupes, aquí te dejamos 10 trucos caseros para eliminar ojeras.

¡Adiós lentes! Crean gotas que corrigen miopía e hipermetropía

Elimina las manchas oscuras de tus axilas de manera natural

1. Máscara o rodajas de pepino

Gracias a las propiedades del pepino funciona muy bien para eliminar las ojeras. Además aportará luminosidad y frescura a tu mirada. Debes cortar un par de rodajas de pepino y, posteriormente ponértelas sobre los ojos durante una media hora. Después, lávate la cara con agua fría y en abundante cantidad. ¡Verás diferencia rápidamente!

 

2. Masaje con aloe vera en los ojos

La planta de aloe vera o sábila tiene excelentes propiedades: hidrata la piel y la tonifica de forma rápida y eficaz. Para hacer este tratamiento natural, debes cortar una hoja de esta planta y extraer un poco del gel que hay en su interior. Aplícalo sobre la zona de las ojeras realizando un suave masaje en forma circular hasta que se absorba por completo. También puedes encontrar geles de aloe vera o sábila pura que son totalmente naturales.

3. Papa rallada para las ojeras

Ayuda a la eliminación de esas bolsas y manchas debajo de tus ojos. Ralla una patata y envuélvela con una telita o gasa. Póntela encima de las ojeras a modo de compresa durante media hora.

Debes repetir esta acción 2 o 3 veces a la semana. Si no tienes tiempo o no quieres complicarte, puedes también cortar dos rodajas de papa cruda y aplicarla en la zona directamente.

 

4. Aceite de coco

Este remedio es muy efectivo contra las ojeras negras. Debes mezclar una cucharadita de aceite de coco y otra de aceite de almendras. Aplica esta combinación de aceites debajo de tus ojos con un suave masaje y deja actuar entre 20 y 30 minutos. Luego lávate con agua tibia toda la zona. Este truco sirve tanto para las mujeres como para quitar las ojeras del hombre.

 

5. Puré de fresa

Entre otras propiedades, las fresas son un desinflamante muy efectivo para disminuir las ojeras. Para conseguirlo tienes que chancar la pulpa de unas cuantas fresas y hacer una especie de puré. Luego, enfríalo en el refrigerador y durante al menos 30 minutos aplícalo sobre la zona afectada. Después lávate la cara con abundante agua fría hasta eliminar todos los restos de la fresa.

 

6. Infusión de manzanilla

Este truco es muy útil para conseguir reducir y llegar a eliminar las ojeras. Para ello tienes que preparar una infusión de manzanilla y dejarla enfriar en el refrigerador para que esté fresquita. Luego, empapa un par de algodones con ella y póntelos sobre la zona de los ojos. Debes dejarlo actuar durante un espacio de tiempo de entre 20 y 30 minutos aproximadamente.

 

7. Bolsitas de té

Prepara té y guarda las bolsitas utilizadas en el refrigerador. Cuando estén fresquitas, póntelas sobre los ojos durante 25 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, debes lavarte los ojos y toda la zona de alrededor con agua fresca y abundante.

Nota: debes saber que el té tiene la propiedad de que puede teñir ligeramente la piel. Pero no te preocupes que es normal.

8. Rodajas de Kiwi

El kiwi es una gran solución, ya que actúa como antinflamatorio gracias a sus nutrientes, antioxidantes y vitaminas. Debes cortar unas rodajas de kiwi y aplicarlas sobre la zona afectada durante unos 20 minutos aproximadamente.

 

 

 

9. Aceite de Almendras

El aceite de almendras es un excelente remedio para eliminar la ojeras. El truco está en la forma de aplicarlo. Debes ponerte unas pequeñas gotitas en la zona de debajo de los ojos y dar un muy suave masaje hasta que la piel lo absorba por completo. Luego aplícate un buen contorno de ojos para dejar perfectamente hidratada la piel y evitar las arrugas. Tus ojeras se desinflamarán y la piel quedará radiante, tersa y luminosa.

 

10. Cuchara metálica fría

Introduce una cuchara metálica en el refrigerador hasta que esté bien fría, pero no congelada. Luego debes ponértela justo por la zona del contorno de los ojos hasta que recuperen la temperatura ambiente.

El frío hace que se active la circulación y minimiza la inflamación de las ojeras. Debes tener cuidado y NUNCA aplicar la cuchara si se ha congelado, ya que podría dañar tu piel.

No te pierdas en Twitter:

Y en Instagram:

https://www.instagram.com/p/BpkZQi3lBin/?taken-by=walacnoticias

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here