Cansados de la rutina y los quehaceres cotidianos, muchas personas deciden despojarse de los hábitos del hogar para viajar por el mundo. Si alguna vez te sentiste así, revisa estos 5 trucos para mochilear y anímate a salir de tu zona de confort.

También puedes leer:

|Descubre las hermosas playas vírgenes de Sechura

|3 playas piuranas para conocer desde 14 soles

1. Investiga

A pesar de que una buena parte de la experiencia de ir de mochilero debería ser la espontaneidad y la libertad de movimiento, siempre debes investigar tu destino. Echarle un vistazo a las guías de viajes te ayudará a inspirarte para estructurar tu viaje y, de paso, todavía te dará más ganas de embarcarte en la aventura.

2. Piensa bien qué llevarás en la maleta

Un buen mochilero tiene que ceñirse a las restricciones para el equipaje de las aerolíneas, pero si planeas hacer un viaje corto y caminar, también debes pensar en que tendrás que cargar con la mochila a la espalda algo más que un turista cualquiera. Así que haz la maleta con cabeza.

3. Ahorra dinero en las atracciones

Una vez que estés en la carrera te darás cuenta de que el dinero vuela mucho antes de lo que pensabas. Tal vez sea porque estás gastando como si estuvieras en unas vacaciones normales, y no yendo de mochilero. ¡Que no cunda el pánico!

Hay muchas maneras de ahorrar dinero sin tener que sacrificar las principales atracciones turísticas que siempre has soñado con visitar. Si tienes un carné de estudiante recuerda enseñarlo siempre que puedas, como si fuera un pase VIP, porque podría ser la manera de entrar gratis o conseguir descuento en lugares.

4. Cómo comer

Visitarás muchos lugares nuevos y es normal que quieras probar los platos típicos de cada uno. Entonces, ¿cómo ajustarse al presupuesto con toda esa comida mirándote a la cara?

Si quieres, puedes darte un capricho y comer en algún lugar reconocido,  pero recuerda que por lo general, los pobladores tienden a conservar mejor las recetas más famosas, así que anímate a probar la comida callejera. Otra opción es comprar comida rápida en algún supermercado.

5. Habla con la gente

Ya sea con otros mochileros o con los pobladores de los sitios a los que vas, habla con la gente. Hablar con otros viajeros resulta enriquecedor, pues podrán compartir experiencias y alguno que otro truco de interés en común. Hablar con los pobladores hará que conozcas más a fondo el lugar que visitas. Así que no hay pierde, ¡habla!

Disfruta al máximo

La diferencia entre mochilear y viajar está en la experiencia. Mientras en un viaje casual, lo principal es destinar el dinero para un hotel bonito y restaurantes lujosos, para mochilear, lo básico es conocer y experimentar.

Escucha las historias de la gente, prueba lo nuevo de cada lugar, ve a los rincones escondidos de cada destino y disfruta el viaje al máximo.

No te pierdas en Twitter:

En Instagram:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here