Entre desagües y lagunas con aguas servidas están obligados a vivir los vecinos de la urbanización Los Cocos del Chipe, luego que desde octubre del año pasado la Municipalidad de Piura contrató la obra de cambio de red de agua y desagüe, y que hasta la fecha no culmina la empresa Murgisa Servicios Generales encargada de ejecutar este proyecto.

“Hay mucho enojo e inconformidad de los vecinos, ya que nos informaron oficialmente que la obra duraría 150 días que se cumplen el 25 de marzo, pero con mucha pena vemos que esta obra no se terminará, porque existen tramos incompletos, zanjas de desagüe abiertas, afloramiento y lagunas de agua pestilente, entre otros”, denunció el Presidente de la Junta Directiva de vecinos de esta urbanización Sr. Víctor Velezmoro.

Asimismo el dirigente vecinal informó que los moradores de la urbanización asumieron con responsabilidad un papel vigilante de las obras, primero conformando un Comité integrado por vecinos quienes, desinteresadamente, realizan sugerencias –a través de los canales adecuados– a la empresa. Sin embargo, ni la Municipalidad ni la Supervisión hacen cumplir las normas técnicas.

“En el momento más álgido de la obra (inicios de enero) esta situación nos obligó a contratar los servicios de un especialista supervisor para seguir más de cerca las acciones y aportar en la mejora de la ejecución del proyecto”, puntualizó el presidente de la Asociación de Residentes.

COLAPSO DE RED DE DESAGÜE NUEVA

Por su parte Gerardo Ramos, vicepresidente e integrante del Comité de Obra de la Urbanización denunció que hace dos semanas apareció un problema no contemplado.

“Se rompió un buzón de desagüe cerca de la cámara de bombeo Vicús, porque no estaba en los planos, y hasta la fecha no es reparado, causando aniegos de aguas servidas en la urbanización. Este caso fue informado a la Municipalidad y a la EPS Grau, responsables del expediente técnico, pero hasta la fecha no tenemos respuesta ni acción alguna” puntualizó Ramos.

A este problema se suma la paralización de instalaciones domiciliarias en la obra.

Un sector de la urbanización se encuentra en completo caos con pistas cortadas, montículos de tierra, basura acumulada, zanjas y desagües abiertos y formación de lagunas que emanan olores fétidos imposibles de ser bombeados.

Todo ello ha aumentado el riesgo de contagio de enfermedades de la piel, los ojos y la respiración, sentenció el morador.

De otro lado, ambos directivos de la Urbanización aprovecharon la oportunidad para hacer un llamado a la Defensoría del Pueblo, la Superintendencia Nacional de Servicios y Saneamiento (Sunass) y al Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS), debido al grave riesgo a la salud pública que representa la situación actual.

Recordemos que Los Cocos del Chipe fue una de las zonas de nuestra ciudad colapsada aquel fatídico 27 de marzo de 2017 cuando el río se desbordó.

Desde entonces, hasta la fecha ha esperado a que las autoridades cumplan con el compromiso de recuperar la infraestructura sanitaria y vial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here