Publicidad

La diferencia salarial entre una persona sin discapacidad y otra con discapacidad es de casi 600 soles, indicó el gerente senior de Tax & Legal de KPMG Perú, Carlo Sarria

Según el censo nacional 2017 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el Perú viven 3 millones 51,612 personas con algún tipo de discapacidad, cifra que representa el 10.4% de la población peruana.

También puedes leer:

|Intervienen 13 vehículos con deudas de hasta 13 mil soles

|Árboles, paneles publicitarios y cables obstruyen visibilidad de videocámaras

La Ley Nº29973 – Ley General de la Persona con Discapacidad – y su respectivo reglamento, busca la promoción, protección y realización de las personas con discapacidad, para su desarrollo e inclusión plena y efectiva en la vida política, social, económica, cultural y tecnológica.

Según la normativa vigente, todas las entidades privadas que hoy cuenten con más de cincuenta trabajadores están obligadas a contratar a personas con discapacidad en una proporción no menor al 3% del promedio anual de colaboradores.

El incumplimiento de las disposiciones relacionadas con la promoción y el empleo de las personas con discapacidad es considerado como una infracción grave por la Sunafil, que puede imponer una multa de hasta por 94,500 soles.

Refirió que la última modificatoria en la normativa fue realizada en setiembre de 2018 y establece el derecho de trabajadores con discapacidad a considerar ajustes en términos de organización de trabajo y horarios.

Según el INEI, solo un 45% de la población con discapacidad forma parte de la PEA, cifra que demuestra una gran brecha en comparación a la población sin discapacidad, cuya participación en el mercado laboral llega a 73.7%.

Juegos Parapanamericanos

Finalmente, refirió que la celebración de los Juegos Parapanamericanos en Lima, llega en el momento adecuado para impulsar el cambio en las empresas favorable aa las personas con discapacidad.

“Los juegos nos recuerdan la importancia de visibilizar la amplia gama de habilidades y competencias que hacen de las personas con discapacidad completamente elegibles para ocupar distintos puestos de trabajo”, dijo.

“En esta línea, resulta fundamental la implementación de prácticas inclusivas en materia laboral y el otorgamiento de oportunidades por parte de las empresas para contribuir y favorecer a su desarrollo personal”, puntualizó

No te pierdas en Instagram: