La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, indicó que todo el sistema de salud del país se está preparando para una segunda ola o rebrote del coronavirus que se estima podría darse a fines de octubre e inicios de noviembre.

“Estamos preparándonos para lo más difícil y eso es lo que estamos haciendo. Estamos actuando a nivel nacional, en las direcciones regionales de salud y todo el Ministerio de Salud como si vinera una segunda ola”; sostuvo tras la ceremonia de recepción de 250 ventiladores mecánicos, donados por el gobierno de Estados Unidos.

Rebrote de COVID-19

La titular de Minsa detalló que en medicina decir una fecha o cifra exacta es imposible porque todo va cambiando, pero que el escenario de mayor cuidado para el país se proyecta para fines de este mes, que coincide con la reapertura de una serie de actividades económicas, además de vuelos internacionales.

“Creemos que podríamos tener una segunda ola fines de octubre, principios de noviembre y en un escenario más laxo podríamos tenerlo hacia enero o fines de diciembre”.

Señaló que es fundamental para el país estar preparados para no retroceder en lo que hemos ganado con tanto esfuerzo en los últimos meses.

“Si llega una segunda ola y todos seguimos manteniendo las medidas (de bioseguridad) el número de caso va a aumentar, pero lentamente y va a ser menor que en el primer momento. Pero si nos descuidamos podríamos poner en riesgo lo logrado hasta ahora”.

Orden en la playa

A titular del Minsa adelantó que se está trabajando una norma para ordenar las visitas y acceso al litoral, que se ha visto inundando recientemente por una gran cantidad de personas deseosas de tomar sol o disfrutar la brisa marina.

“Todos los países tenemos que organizarnos para esto. No podemos tapar el sol con un dedo. Así como estamos reconociendo que todos necesitamos salir a caminar, va a ser importante que en las semanas empecemos a organizarnos para una serie de cosas, entre las que se deben ver cómo, de qué manera y con qué frecuencia podremos ir a la playa”.

Indicó que se establecerán turnos y horarios a fin de evitar aglomeraciones como las que se han observado los domingos, días que se permite salir a pasear pero cerca del domicilio en el que se reside.

“Tenemos que empezar a organizarnos para el tiempo de verano, es inevitable que la gente salga. Es imposible que logremos contenerlo. Eso no quiere decir que hagamos las cosas de cualquier manera, porque ya hemos visto qué sucede cuando hacemos las cosas de cualquier manera”, anotó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here