Publicidad

Más de 14 mil vacunas, almacenadas en la Dirección Regional de Salud de Lambayeque, se habrían malogrado como resultado de un corte de luz ocurrido el pasado 1 de enero. Tras el apagón, se registró una falla en la cadena de frío que causó que los generadores eléctricos no funcionaran.

Las vacunas estaban destinadas para abastecer por tres meses a los diferentes establecimientos de salud y hospitales de la región de Lambayeque. Además, iban a servir para inmunizar a igual número de niños en el norte del país.

El subgerente regional de Salud de Lambayeque, Cruzado Puente, anunció que ya se conformó una comisión integrada por tres miembros, quienes se encargarán de investigar la ruptura de la cadena de frío en el Almacén Regional de Vacunas de la institución. El informe para determinar responsabilidades podrá estar listo dentro de dos semanas.

Cruzado Puente descartó un posible desabastecimiento, pues en diciembre pasado, se distribuyeron las vacunas a establecimientos de salud de las provincias de Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe.