La pandemia por el coronavirus ha supuesto un reto para todos los emprendedores. Para aquellos que iniciaban sus negocios, aún más. Esta es la historia de Omer Faruk Eltimur, dueño y gerente general de Comercialización de Korin Chocolate, cuyo principal deseo es promover el cacao orgánico piurano.

Korin Chocolate es una empresa que nace en un mercado escéptico de la calidad del chocolate. Por eso, ellos quieren erradicar esos prejuicios sobre lo «dañino» que puede ser consumirlo.

Frente a ese panorama, el principal objetivo de la marca es promover la cultura de consumo del cacao piurano y las variantes que ellos ofrecen en sus productos. Además, informan sobre sus beneficios  su portal web y sus redes sociales.

Korin Chocolate, promotor del cacao piurano

Según Faruk Eltimur, al probar el chocolate orgánico piurano, «me di cuenta tenía un
sabor distinto, sobre todo era riquísimo. Me había encantado». Pero al no tener conocimiento sobre el mismo, no podía avanzar.

Publicidad

Es así, que decidió mudarse de Lima a Piura. «Empecé investigar mas sobre el cacao», señaló. Investigó sobre sus propiedades, variantes, entre otros temas. Una de los resultados que más le impactó es darse cuenta que, «el cacao piurano solo se exportaba, la gente de Piura no consumía su verdadero cacao y chocolate», agregó.

Al respecto, decidió invertir y elaborar chocolate para que los piuranos tuvieran la oportunidad de consumir un producto con insumos locales. A base de panela y cacao orgánico de Morropón.

Korin Chocolate en muy poco tiempo, poco más de 3 años en el mercado, logró establecerse como una marca confiable y promotora del cacao orgánico. Además de ser reconocida a nivel internacional.

Ha sido premiada con 27 medallas, 7 de las cuales son internacionales, por sus exquisitos chocolates rellenos con maracuyá, chía, café, entre otros, que han conquistado los más exigentes paladares en el Singapur Chocolate Award, el Salón del Cacao y Chocolate (Lima) y el America Competition Chocolate (Nueva York).

La llegada del coronavirus

Cuando el COVID-19 llegó al Perú, el gobierno decidió tomar medidas restrictivas lo más pronto posible para evitar el descontrol en los contagios y muertes masivas. De modo que, el 16 de marzo empezó la cuarentena la cual concluyó el 1 de julio.

Durante este período muchas actividades se paralizaron. Para Korin Chocolate eso significó el cierre de sus tiendas y también detener la producción en su planta de procesamiento, ubicada en Buenos Aires, Morropón.

Otra de las consecuencias que sufrió la marca chocolatera fue la declinación de contratos con otros países, tanto latinoamericanos como europeos, los cuales debido a la pandemia no pudieron llegar a ningún acuerdo con Faruk Eltimur.

Superación de la crisis

Aunque en un principio el emprendimiento sentía el peso de las medidas decretadas por el gobierno, la responsabilidad social de Faruk Eltimur lo motivó a continuar . «Los primeros meses de la cuarentena el agricultor no se vio beneficiado, por eso nosotros nos comprometimos con los agricultores y compramos más de dos toneladas de cacao«.

Esta decisión para el emprendedor chocolatero va más allá de adquirir los insumos necesarios para su producción, es un apoyo que él asume como deber en contribución con los agricultores piuranos.

En esta situación, el dueño de Korin Chocolate resalta que, «justo ahora en el mercado salen chocolates industriales engañosos. Como peruanos no debemos permitir que se caiga el verdadero chocolate y sobre todo debemos apoyar a los pequeños productores«.

Retorno de las actividades

Debido a la cuarentena cesaron la producción y ventas. Sin embargo, desde el 1 de julio retomaron la producción en la planta. Para ello siguieron un protocolo que le permitía verificar el buen estado de salud que debían tener sus colaboradoras.

«Primero les hicimos un chequeo para ver si podían trabajar, si tenían o no COVID-19, luego pasamos a un control hasta tener los resultados«, señaló el chef chocolatero. Al comprobar que sus colaboradoras gozaban de buena salud continuaron con su trabajo en la planta.

Es preciso aclarar que son 4 las mujeres colaboradoras del campo que trabajan en la planta de producción. El equipo de Korin Chocolate lo completan Faruk Eltimur, dueño y gerente general de Comercialización de Korin Chocolate y su socia y administradora.

Desde el 16 de Julio volvieron a su establecimiento, ubicado en en la Av. Ramón Mujica, frente al conocido grifo «Mega», y siguiendo todos los protocolos de seguridad continúan vendiendo sus productos. Además, han implementado su servicio delivery.

Omer Faruk Eltimur también nos comentó su incursión en la venta del café, en el cual también trabaja con granos de café piuranos.  «En Korin, vendemos un café taza de rendimiento 80% esto quiere decir que es garantía de sabor, calidad y olor». Así como el resto de sus productos, entre los que destacan: torta de chocolate, brownie vegano, trufas y más.

Te puede interesar:

|Chocolate de Piura gana cuatro medallas de oro y tres de plata en Singapur

|Korin Chocolate: Marca piurana gana 7 galardones en feria internacional

Encuéntranos en Instagram:

View this post on Instagram

SUBSIDIO ECONÓMICO El Ministerio de Cultura informó que los trabajadores culturales independientes, cuyas actividades se han visto afectadas por la emergencia sanitaria, pueden solicitar el apoyo económico de las líneas que se encuentran disponibles en el portal web https://apoyoscovid19.cultura.gob.pe De esta manera, actores, bailarines, músicos, artesanos y técnicos. Además de narradores, performers, directores, managers, diseñadores, mediadores, pueden acceder, de manera individual, al subsidio económico de hasta 7,500 soles.  Esto a través de la línea de apoyo: Replanteamiento de la oferta de bienes, servicios y actividades culturales. @walacnoticias . . . #economia #piuraperú #primeromisalud #mespatrio #cultura #apoyoecononico

A post shared by Walac Noticias (@walacnoticias) on

También en Twitter:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here