Gabriela Rentería Juárez tiene 20 años, estudia psicología y trabaja en Ítaca . Pero hace más que eso, Gabriela regala sonrisas, provoca llantos, entretiene y deslumbra a todos cuando está sobre las tablas.

También puedes leer:

|Gerardo Temoche y Leslie Macedo difunden la lectura infantil

|Mónica Razeto: 36 razones por las que deberías tener gatos

Gabriela hace lo que muy pocos se atreven, dedicarse a su pasión: «Me dedico al teatro, principalmente trabajo con Omar Ortega Producciones en obras teatrales de comedia, drama, clown e impro». A su edad, ella ya ha participado en obras como Pijamas, Narices fuera- Match de impro, El culpable de mi muerte o Clowndestino, demostrando que el teatro ya es parte de su vida.

Foto: Gabriela Rentería.

Empezó a actuar desde los 11 años. Gabriela participaba en talleres de teatro durante sus vacaciones en Lima y Piura. Pero su verdadera formación teatral empezó a los 15, cuando ingresó al grupo de teatro Ja compañía.

Ahí se preparó durante 2 años y medio y participó en obras de teatro que se presentaron en Piura hasta que la agrupación se disolvió. Entonces, Gaby, como la llaman sus amigos, empezó a participar en talleres de impro y teatro con otras agrupaciones como La Chalupa y Artos.

A pesar de que, con la universidad y el trabajo, el tiempo no fue su mejor aliado. Gaby no se ha apartado demasiado tiempo del teatro: «Con 19 años, decidí volver a las tablas con la obra Pijamas, y con la creación del Espace Liberté se presentaron nuevas propuestas en las que participé, como mi primer unipersonal de estilo tragicomedia titulado El culpable de mi muerte».

Foto: Gabriela Rentería.

El teatro es vida, así de simple y complejo. No es lo mismo ver una película que se repite muchas veces a una obra de teatro, donde el actor está con el espectador, trabajando en conjunto. Aquí el fin es generar emociones mediante historias y vidas, de la manera que se desee, mediante risas, llanto o miedo.

Gabriela Rentería sabe que su vida sería muy distinta sin el teatro. Finalmente, concluye asegurando que su personalidad no sería la misma, ya que el teatro le enseñó a desenvolverse en la sociedad sin miedo a expresarse: «El teatro me brindó varias herramientas que me ayudaron a perder el miedo a decir mis ideas, al fracaso, a ser yo misma y a no tener miedo a destacar. Creo que todo eso me ayudó a crecer como persona en diferentes aspectos de mi vida».

Este año, Gabriela seguirá con su carrera como actriz. Este 15 y 16 de febrero se presentará en la obra Romeo y Julieta en Espace Liberté. Esta es la forma en la que Gaby demuestra que no hay nada más satisfactorio que dedicarse a lo que ama. Mientras tanto, ella seguirá creciendo y emocionando a sus espectadores a través de teatro.

 

No te pierdas en Instagram:

En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here