Edid Chumacero Holguín se convirtió en la heroína de un niño y, de paso, de todo un país cuando su vocación de enfermera la llevó a sortear un río rebelde y una carencia de movilidad en la provincia de Morropón.

|Piura | Habilitan vías afectadas por lluvias en Lancones

|BAP Pisco llegó a Piura con más de 700 toneladas de…

En la Comunidad de Maray, Santa Catalina de Mossa, está ubicado el establecimiento en donde la osada enfermera cumple su Serum (Servicio rural y urbano marginal en salud) desde el mes de mayo de 2018. En este sitio no solo vierte la vocación innata de su profesión: disposición a la comunidad, sino también su instinto materno, aquel que la mueve a ponerse siempre en el lugar del paciente.

Saber que un pequeño necesitaba de atención médica urgente hizo que la enfermera utilizara los medios que tenía a su alcance: un termo, la compañía de un personal técnico y mucho coraje para hacer caso omiso a la corriente del río.

Publicidad

En este vídeo se muestra cómo ella y su compañero, Eugenio Cruz, atravesaban el río para ayudar al pequeño:

«El niño necesitaba que se le administre la vacuna, felizmente encontramos a la madre estable», contó Chumacero Holguín. Quien además reiteró que volvería a hacer esta labor todas las veces necesarias con tal de que el bienestar de la sociedad esté en primer plano.

Walac Noticias conversó con Edid Chumacero, quien recalcó que la visión que la va a seguir acompañando a lo largo de su desempeño será siempre el afán de aprender y capacitarse. Ella desea desea continuar el camino que desde pequeña ha aspirado: «seguir sirviendo a la sociedad con amor y humildad», afirmó.

Foto capturada por Eugenio Cruz, su compañero de trabajo.

Además, la enfermera recalcó que la los profesionales de la salud están siempre a la orden de las necesidades de la comunidad.

No te pierdas en Instagram:

En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here