Publicidad

La final interminable entre River y Boca por la Copa Libertadores tiene un giro más. Mientras la COjnmebol define los pasos a seguir y todos esperan el fallo del Tribunal de Disciplina, la Policía Nacional de Paraguay sorprendió a todos y confesó que se hará cargo del partido definitorio.

«Estamos trabajando en la organización para ver cómo será el operativo. Sería el 9 de diciembre en Asunción» declaró Walter Vázquez, comandante de la Policía Nacional de Paraguay, en dialogo con 730 AM de Asunción.

El estadio elegido será el Defensores del Chaco, con capacidad para 42 mil espectadores con totalidad de hinchas de River. Esta decisión sería confirmada en las próximas horas luego de la reunión de la CONMEBOL con los presidentes de ambos clubes.

El Defensores del Chaco viene de una importante remodelación y ya ha albergado finales de Copa Libertadores en los últimos años cuando Olimpia jugó contra Atlético Mineiro en 2013 y Nacional contra San Lorenzo en 2014.

En el comunicado de la Conmebol se define la fecha, pero no el horario ni el lugar.