Las luces navideñas son frágiles, por eso es importante guardarlas con cuidado. Si te preguntas cómo guardarlas de la forma correcta para que las próximas fiestas funcionen, presta atención a esta nota.

Te  puede interesar:

|¿Los perros se parecen a sus dueños? 5 cosas que tu…

|Consumo continuo de papas fritas aumentaría el riesgo de muerte

Recomendaciones antes de guardar tus luces:

Primero, al quitar las luces del árbol hazlo tomando de poco en poco la serie y enrollándola con cuidado de no enredarla o jalarla. Así tus luces navideñas durarán más y evitarás que se rompan o maltraten los cables que unen los pequeños focos.

Publicidad

Con las luces exteriores ten cuidado de no tomarlas bruscamente o jalarlas. Retíralas de poco en poco y con cuidado de no jalar otro cable o series de luces que tengas fuera.

Puedes guardarlas de dos maneras: 

Enrolla tus luces en tubos de cartón pegados.

Esto lo puedes hacer con los tubos que sobran de los rollos de toallas que usas en la cocina o las servilletas de tu comedor. Corta una pequeña abertura en cada extremo del tubo de envolver, y enrolla colocando cada extremo de las luces en las aberturas.

También otra forma de guárdalas es en bolsas de plástico.

Una vez que desconecte tus luces y los empaques, están listas para que las embolses y las puedas guardar. Es mejor que sea en una bolsa de plástico para evitar la humedad y los insectos o animales pequeños puedan ingresar en ella y dañar las luces.

Nota:

Cambia tus luces navideñas cada 2 años. Aunque pueda parecer que funcionan muy bien las luces navideñas están hechas para durar poco tiempo. Por lo general, al uso diario de 90 días pierden su vida útil.

¡Esperamos que nuestros consejos te hayan servido y puedas conservar en buen estado las luces para las próximas fiestas navideñas!

No te pierdas esto en Instagram:

En twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here