Publicidad

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló tres cuentas bancarias de Bertha Rojas López, madre de Vladimir Cerrón, por S/1 427 751. Además, la fiscalía de lavado de activos ha pedido incorporar a la maestra jubilada en las investigaciones por el presunto financiamiento ilegal de la campaña electoral. 

Se trata de dos cuentas en  la Financiera Credicorp Capital del Banco de Crédito en Junín, con S/385 535 y US$235 554 y una cuenta en el Banco de la Nación que acumula más de S/ 100 000. La suma de las tres cuentas al cambio en soles arroja un monto de S/1′427.751.

La UIF detectó entre enero del 2010 y diciembre del 2012, depósitos en la cuenta BCP de Bertha Rojas por S/208 253. Además de adquisiciones sospechosas en la última década como la compra de un auto Honda Civic en efectivo.

En noviembre del 2020, Bertha Rojas pagó la reparación civil de Vladimir Cerrón, en el proceso de corrupción. Ella abonó S/284 000 en efectivo y declaró que el monto  “proviene de 30 años de ahorros que se encuentran depositados en el Banco de Crédito en Fondos Mutuos”. 

El fiscal de lavado de activos, Richard Rojas Gómez, presentó un documento para incorporar a Bertha Rojas en la investigación. Asimismo, señala que habría tenido “un presunto rol de testaferro respecto a las ganancias ilícitas generadas por sus hijos Vladimir y Waldemar Cerrón Rojas; miembros de la organización criminal creada dentro del partido político nacional Perú Libre”.

Síguenos en Youtube: