Publicidad

La comunidad campesina Cury Lagartos, ubicada en el distrito de Las Lomas (Piura), se ha convertido en la primera organización comunal emprendedora del bosque seco por desarrollar proyectos productivos, de conservación y aprovechamiento sostenible de recursos forestales.

El presidente de la comunidad campesina, Maximiliano Mendoza Marigorda, afirmó que uno de los proyectos que impulsará Cury Lagartos es la algarrobina orgánica, que es un derivado de la algarroba que recolectan del bosque seco.

En ese sentido, destacó el apoyo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y la Organización No Gubernamental Asociación para la Investigación y Desarrollo Integral (Aider) para rehabilitar la planta procesadora que adquirieron en 2006 y solo funcionó hasta el 2009.

En la actualidad, la planta procesa 100 kilos de algarroba en tres días a la semana, de acuerdo a la demanda; sin embargo, su objetivo es trabajar todos los días y superar la producción.

Cury Lagartos alberga a 560 pobladores y su extensión alcanza las 5,470 hectáreas. Su territorio se caracteriza por poseer una importante cobertura vegetal de bosque seco, cuya especie forestal predominante es el algarrobo (Prosopis pallida).

En marzo del 2018, el Serfor les otorgó el permiso para aprovechamiento forestal maderable de algarrobo, distribuido en bosque seco semidenso de llanura, bajo la modalidad de Plan de Manejo Forestal Intermedio (PMFI), en un área de 21.43 hectáreas.

Este permiso tiene una duración de dos años y se concedió luego de que el Serfor constatara el estricto cumplimiento de cada uno de los requisitos exigidos por el Reglamento para la Gestión Forestal y de Fauna Silvestre en Comunidades Nativas y Comunidades Campesinas de la Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre. Asimismo, cuentan con un permiso para aprovechamiento de algarroba en vaina por un periodo de cinco años.

El aprovechamiento sostenible de los recursos forestales del área permitida contribuirá a fortalecer la organización comunal y mejorar su calidad de vida.

Protección de la regeneración

Cury Lagartos, con el apoyo de Aider, cuidan de 9,600 árboles en crecimiento, en el marco del proyecto de “Regeneración natural asistida”.

Los comuneros han sido capacitados en manejo forestal del bosque seco, mediante la ejecución de actividades silvicultares como las podas y raleos de los árboles que representan un peligro para el crecimiento de las nuevas plantas.

Asimismo, han cercado las plantas para evitar que el ganado se las pueda comer.

No te pierdas:

Prorrogan estado de emergencia de hospital Santa Rosa