Un problema frecuente para quienes tenemos perritos en casa, es el tema de la alimentación; y es que a veces, nuestros engreídos se vuelven un poco “quisquillosos” al momento de ingerir las croquetas y nos deja a nosotros sin saber qué hacer para que coman.

También puedes leer:

5 trucos para tener un paseo sin jalones

Evita que tu perro salte encima para saludar

Es por ello, que a continuación traemos para ti algunos trucos que te ayudarán en esta difícil tarea:

  • Escoge croquetas de calidad

Sabemos que existen varias marcas de comida balanceada en el mercado y que es muy difícil decidirse por cuál; lo que deberías hacer en este caso es consultarle a tu veterinario. No olvides que el ingrediente principal de las croquetas que elijas debe ser carne (proteína)

  • Cambia la comida lentamente

Si estás intentando cambiar la marca de la comida de tu perro a una nueva, hazlo de manera gradual, para que no lo sienta muy brusco. Durante las siguientes semanas aumenta la ración de las nuevas croquetas y reduce las antiguas, hasta que logras quitarlas por completo.

  • Mezcla las croquetas con un POQUITO de comida humana

No es cierto que al darle algo diferente a las croquetas vas a desequilibrar su alimentación, lo que no debes es mezclar ambos alimentos en partes iguales; los tiempos de digestión son diferentes. Si optas por incorporar comida humana en su dieta, solo debe ser en una porción del 5- 10% del total de la ración.

 

No te pierdas en Instagram:

https://www.instagram.com/p/Bq0i1KKHlc6/

 En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here