La Municipalidad de Sullana, a través de la Unidad de Fiscalización, clausuró dos bares que atendían en plena emergencia y sin la autorización respectiva, para abrir sus negocios.

Tras la alerta de los vecinos, los agentes del orden llegaron hasta la calle Uno del Barrio Buenos Aires, donde funciona la picantería “La Chavelita”. Aquí encontraron a varios parroquianos bebiendo cerveza.

Asimismo, se intervino en la picantería conocida como La Manuela de la calle Balta donde también se sorprendió a personas bebiendo licor.

En ese sentido, el jefe de Fiscalización, Roberto Barrera, informó que ambos locales fueron clausurados por 30 días y fueron multados con 1 UIT por infringir la Ordenanza Municipal 04-2020. La misma que aprueba las medidas de control y prevención, para evitar la propagación del COVID-19 en Sullana.

Te puede interesar: 

Publicidad

|Inicia reparación para evitar afloramiento de aguas residuales en Castilla

|Produce: Emolienteros retomarán labores si cumplen protocolos sanitarios

No te pierdas esto en Instagram:

En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here