Según informaciones de diario Correo, un párraco de iniciales D. F. G. y una empresaria de taxi vienen siendo víctimas de extorsión por parte de un clan familiar en Chiclayo.

Los denunciantes se acercaron a la Comisaría de Zaña e hicieron saber que viene siendo víctimas de extorsión.

De acuerdo a los denunciantes, una mujer alias «Picha» y su hijo alias «Chancho»,  quien se encuentra preso en el penal de Chiclayo estarían cobrando cupos al sacerdote para que trabajadores realicen labores en una obra de construcción civil.

Mientras que a la empresaria de iniciales M. C. estarían pidiendo cupos en su empresa de taxis.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here