Sabemos que, para muchos bañar a un perro es toda una odisea, sobre todo ahora en invierno.  Por ello, sigue estos consejos para proteger a nuestro engreído y evitar que se enferme.

Te puede interesar:

|¿Por qué Holanda prohíbe la crianza de Pugs?

|¿Cómo actuar si tu mascota ha sido envenenada?

José Hurtado, médico veterinario de Dogtor, explicó que, si bien hay personas que desean tener limpias a sus mascotas por el olor o la suciedad, lo mejor es no hacerlo con frecuencia, sobre todo cuando hace frío. Estos porque se exponen a sufrir enfermedades respiratorias.

«Si los van a bañar, hay que secarlos bien y hay que bañarlo con agua tibia.  Si el perro tiene mucho pelo hay que cuidarlo más todavía y secarlo bien, ya que puede absorber la humedad y sufrir de hipotermia, refirió.

Haz baños rápidos

Cuando hace frío y para evitar que se enferme, trata de bañar a tu perro lo más rápido posible y nada de enjabonarlo por horas.  Además, es recomendable hacerlo dentro de casa, como, por ejemplo: tu ducha o lavadero.

Usa una secadora de pelo

Esto para evitar que queden partes húmedas en su cuerpo, pero que el aire no salga demasiado caliente.

Elige un día soleado

Es recomendable bañar a tu perro en aquellos días soleados, para que si lo desea, tu mascota pueda tumbarse un rato directo a los rayos solares y terminar de secarse por sí solo. De esta forma, no sentirá tanto frío después de la ducha.

Vacunas 

Para prevenir el virus de la influenza o una bacteria que afecta las vía respiratorias de los perritos, lo mejor es que tu mascota esté vacunada, una vez al año o cada seis meses.


No te pierdas esto en Instagram: 

En Twitter: 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here