Con el acceso a la información de hoy, es inevitable que los más pequeños del hogar estén al tanto de las cifras que acumula el coronavirus y su impacto en nuestro país y el mundo. Por eso, es importante que los padres ayuden a que esto no genere alarma en los niños y les genere temor o estrés.

También te puede interesar:

|Desinfectan Parque Infantil tras hallar persona fallecida

|Solo se puede salir para compras esenciales, recuerda ministra Muñoz

Para Wilmer Farfán Cuba, docente de psicología de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), es importante transmitirles un mensaje sereno y sin alarmismos, así como no evadir este tema. “No hacerlo podría causar que ellos desarrollan algunas disfunciones psicológicas como ansiedad, depresión o miedo”, explica.

El especialista indica que es importante que, antes de iniciar las conversaciones con los pequeños, los adultos puedan sondear qué tanto conocen ellos sobre el tema. Así, las conversaciones se orientarán a aspectos de la enfermedad y también a la importancia de acatar el aislamiento y no se generará desinformación.

Los padres deben apelar al aspecto lúdico

Estrategias según la edad

De 4 a 7 años

Es importante apelar el aspecto lúdico, a través de historias, canciones o algunos otros juegos. Esta situación es oportuna para implantar hábitos correctos de higiene y cuidado en los más pequeños.

Publicidad

Un error sería que a un niño de 4 a 7 años le hablemos de la gravedad de la enfermedad, le generarías mucho miedo, ansiedad. Utilicemos los juegos para cultivar buenos hábitos de higiene que están orientados a la prevención de la enfermedad”, explica.

De 8 a 13 años

En esta edad, es muy importante que los pequeños sean francos y puedan decirle a sus padres o adultos qué tanto conocen sobre la enfermedad, a fin de que los mayores puedan despejar toda duda o acabar con creencias originadas por noticias falsas.

Es importante explicar la razón de la medida de aislamiento, enfocándola no como algo negativo, sino como una forma de protección hacia los seres queridos. “Podemos utilizar el concepto familia, decir: ‘estamos aquí porque queremos cuidarnos como familia, porque amamos a los abuelos y a las personas mayores’”.

Sería un error hablarles sobre la gravedad de la enfermedad

De 14 a 17 años

Las conversaciones que se tengan con los adolescentes estarán orientadas básicamente a desterrar las falsas informaciones, teniendo en cuenta que los de esta edad interactúan mucho en redes sociales.

“Las conversaciones servirán para implantar conductas de autocuidado, ser más responsables en la limpieza, ellos están en mayor capacidad de ayudar en los deberes del hogar”.

Dato

Wilmer Farfán recuerda que se estima que las personas adquieren hábitos en por lo menos 28 días, por lo que es recomendable desarrollar la empatía, el arte de conversar y buenas prácticas de higiene adecuadas. “Sin darnos cuenta, tenemos el tiempo suficiente para generar nuevos y buenos hábitos en esta generación”, concluye.

Síguenos en Instagram:

También en Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here