En el centro poblado de Las Malvinas del distrito de La Arena, María Ynés Sullón de Silupu, usuaria del programa Juntos, es conocida como una de las últimas artesanas que teje canastas con carrizo. La mujer, de 69 años, con vasta agilidad da forma a estos recipientes que son ofrecidos en el mercado local.

La artesana teje desde los 12 años y aún recuerda con nostalgia aquellos primeros pasos en la confección de canastas, sombreros de paja toquilla, habilidad que aprendió de la mano de sus padres.

Años más tarde, sus suegros le heredaron el antiguo oficio del tejido de canastas con carrizo. “No fue fácil aprender, al inicio me cortaba los dedos o me pinchaba las manos con las astillas, sin embargo, gracias a la práctica constante fui mejorando la técnica”, indicó María Sullón.

Esta heredera del tejido de canastas, nos cuenta que antiguamente sus productos eran muy solicitados por las amas de casa, pero todo cambió con la aparición del plástico, que incluso es más económico.

“Con los bajos precios de las canastas es difícil sobrevivir, pero gracias a la ayuda que recibo del programa Juntos puedo proveer a mi familia de artículos de primera necesidad”, dice María Ynés.

Actualmente, son 7 familias del centro poblado Las Malvinas que se dedican al tejido de canastas con carrizo. No conoce con precisión cómo se inició este oficio allí, pero esta hábil artesana seguirá tejiendo la fibra para mantener la tradición del pueblo.

Es importante resaltar que el programa Juntos, entrega 200 soles bimensuales a las familias de pobreza y pobreza extrema afiliadas al programa, tras el cumplimiento de corresponsabilidades en salud y educación de sus hijos e hijas y madres en estado de gestación.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here