Foto: El Regional de Piura
Publicidad

Ante la destitución del jefe de la Oficina Regional Anticorrupción, Alfred Urbina, el gobernador regional, Reynaldo Hilbck, aclaró que con esta decisión no se pretende desarticular a esta unidad orgánica.

Refiere que desde el inicio de la gestión, esta oficina ha sido fortalecida con recursos que permitan su debido funcionamiento y que se visualizan por diversos resultados obtenidos hasta la fecha.

Agrega que estas acciones son destacadas y apoyadas continuamente, respetando la autonomía de la Oficina Anticorrupción, así como aceptando sus sugerencias.

Indica que los consejeros regionales de Paita, Talara, Huancabamba y Ayabaca solicitaron revaluar la permanencia del funcionario en el cargo al no haber cumplido con la Ordenanza Regional Nº 333-2015, que aprueba el Reglamento de Organización y Funciones. 

“Por lo tanto, es potestad del Consejo Regional presentar la propuesta para la designación o ratificación del jefe de la Oficina Regional Anticorrupción, de acuerdo a los documentos de gestión vigentes”, anota.

En tanto la Secretaría Técnica de la Comisión Regional Anticorrupción afirma que con la salida de Alfred Urbina se pretendería poner trabas a la labor “que veníamos desempeñando junto a la Oficina Anticorrupción”.

Puntualiza que continuarán con el desarrollo de la política de integridad y lucha contra la corrupción. Alertó que al quedar acéfala la Oficina Anticorrupción podrían perderse expedientesadministrativos que contienen denuncias presentadas por diversos ciudadanos.

No te pierdas:

Fiscalía recibirá información de software que usó Odebrecht para sobornos