;Como muestra de agradecimiento por el esfuerzo realizado durante la pandemia, el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y el movimiento empresarial Hombro a Hombro reconocieron a más de 300 empresas e instituciones, entre ellas la Universidad de Piura (UDEP).

La ceremonia se realizó de forma virtual, entre el 14 y 16 de junio. La primera ministra Violeta Bermúdez destacó el trabajo conjunto entre las instituciones del Estado, los diferentes niveles de gobierno, la sociedad civil y el sector empresarial.

“Con frecuencia escuchamos que la pandemia ha desnudado las peores cosas de nuestra sociedad; pero quiero decirles que también ha hecho aflorar lo mejor: la solidaridad y los sentimientos de apoyo recíproco. De esta manera, hemos podido encontrar puntos de unidad para enfrentar este grave desafío que afecta a la humanidad”, dijo la ministra.

El director ejecutivo de la Asociación Soluciones Empresariales contra la Pobreza, Juan Manuel Arribas Berendson, agradeció a todas las empresas por su solidaridad, y explicó que el fin de la organización es trabajar en equipo con el Estado para apoyar en la mejora de las políticas públicas en el país utilizando el conocimiento del sector privado “en hacer que las cosas sucedan”.

La labor de la UDEP

La doctora María Pía Chirinos, directora de relaciones institucionales de la UDEP, sostuvo que la unión que se ha dado entre el Gobierno, la empresa y la sociedad civil deja una gran lección.

“En el Perú ha habido una respuesta rápida, profesional, humana y solidaria y a todos los niveles. Mucha movilización para pequeños donativos y también amplia movilización para unir empresas y poblaciones con la ayuda del Estado. La iniciativa privada es solidaria, lo mismo la sociedad civil. Esto ha quedado demostrado”.

En esa línea, la UDEP ejecutó diversas acciones en la lucha contra la pandemia como la reparación de tres respiradores mecánicos de hospitales de Piura, la donación de equipos de protección para el personal médico de las UCI del Hospital Santa Rosa, Hospital Regional Cayetano Heredia y la Posta de Sechura; la fabricación de cánulas de alto flujo de oxígeno que se donaron en Piura, Chiclayo, Trujillo, Lima, Ica y Ayacucho, entre otros.

Además, se canalizaron varias toneladas de productos de primera necesidad a zonas desfavorecidas. Los que se recibieron de empresas privadas y otras instituciones como Piura en Acción.

 

Reducción de pensión académica

Para los alumnos, la universidad aprobó la reducción del 9% de la pensión académica y se otorgó un plan adicional de datos para los estudiantes becarios que tenían necesidades críticas de Internet. “A esto se ha unido la creación de becas promovidas por nuestros propios alumnos y egresados. Para que alumnos con dificultades económicas continúen estudiando”, dijo Chirinos.

“No creo que hayamos sido la excepción, pero hay valores muy solidarios que han quedado reflejados: conciencia social, generosidad, servicio… Es importante destacar que las empresas e instituciones privadas no nos cruzamos de brazos, sino que desde el primer momento nos pusimos manos a la obra para ayudar a millones de peruanos sin descuidar nuestra propia labor”, finalizó.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here