Recomendaciones para la gestión de un almacén logístico

0
167

El enorme aumento de las compras en línea y la importación de productos está impulsando a muchos emprendedores a contratar los servicios de alquiler de almacenes como nunca antes y no parece que vaya a desacelerarse pronto.  Dado que el uso de un almacén se suele considerar un gasto, es fundamental mejorar la eficiencia, maximizar la productividad y minimizar los residuos. Ahí es donde entra en juego una buena gestión de almacenes.

Esta es una recopilación de algunas propuestas de mejora para la gestión de almacenes más eficaces que han impulsado buenos resultados, que han reducido el tiempo necesario para la recepción o que incluso han mejorado la rentabilidad general de una empresa.

Consejos para una buena gestión de almacenes

Diseña un buen plan de distribución

Si ya tienes la empresa o estás trabajando en tenerla, debes saber si tendrás tu propio almacén o es mejor rentarlo. Además, debes tener en cuenta la ubicación, el tamaño requerido, la distribución de las áreas de trabajo, etc.

Ventajas y desventajas de un almacén propio y rentado

Si quieres tener tu propio almacén, debes conocer todos los gastos que genera y si prefieres ahorrar en costos, quizás la mejor opción sea la subcontratación. Así, deberás saber los aspectos que interfieren con la estrategia comercial, el comportamiento del mercado, el modelo de venta, etc. para asegurarte de elegir la opción más apropiada.

Te podemos decir que los almacenes propios suelen tener más beneficios fiscales, la optimización de recursos suele ser mayor, al igual que el control en la gestión de un almacén.

Sin embargo, debes pagar el alquiler y los impuestos de las instalaciones, así como su mantenimiento, por lo que la inversión inicial suele ser mayor.

Por otro lado, el alquiler tiene ventajas en cuanto a impuestos, ya que no requiere de trabajadores capacitados, y se pueden realizar alianzas con otras empresas de logística o transporte. Sin embargo, puede tener problemas de comunicación, control de stock o manejo de espacio en las instalaciones.

Dimensiones del almacén

Para saber cuál es el tamaño ideal del almacén será esencial que tengas en mente la cantidad de productos que almacenarás y la previsión de rotación de stock.

También el tamaño de la mercancía, si necesitarás pasillos especiales, el tipo de maquinaria que utilizarás para su manipulación y la cantidad de operarios que trabajarán allí.

Por ejemplo, si deseas almacenar sellos hidráulicos, dependiendo de la cantidad deberás calcular el espacio que necesitas, teniendo en cuenta que es un producto de dimensiones muy pequeñas. 

La ubicación del almacén

Si deseas ahorrar costos, ten en cuenta las áreas donde puedes conseguir incentivos gubernamentales y acceso a las instalaciones para poder cargar y descargar la mercadería sin problemas.

La distribución de áreas de trabajo

Las áreas clave de cada almacén son: el área de recepción de mercancías, área de almacenamiento, área de preparación o preparación de pedidos, área de despacho, áreas para maniobrar con maquinaria y oficinas para los diferentes departamentos.

Una propuesta de mejora para la gestión de almacén es que para que el trabajo sea fluido, se debe tener en cuenta la cadena de manejo de la mercancía y lograr un fácil acceso a las zonas de carga y descarga.

Apóyate en la tecnología

Investiga herramientas de control en la gestión de almacén que puedas implementar en tu almacén, para así mejorar las prácticas dentro del mismo.

Indudablemente, contar con una buena gestión de almacén optimizará el proceso operativo de tu empresa, siempre y cuando pongas en práctica estos consejos para un almacén, ya que cada uno de ellos abarca una parte elemental del proceso, garantizando que el servicio que estás contratando o en el que estés invirtiendo, dará el resultado esperado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here