Publicidad

Con el objetivo de continuar con el trabajo de seguimiento focalizado y visitas a las víctimas, el fiscal adjunto César Goicochea Jiménez, de la Fiscalía especializada de delitos de violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar de Paita, se apersonó al domicilio de 18 agraviados.

Estos por delitos como: agresiones, proposiciones sexuales, acoso sexual, chantaje, incumplimiento de medidas de protección, entre otros.

Acompañado de la asistenta social Jackeline Gonzales Domínguez, de la Unidad de asistencia a víctimas y testigos de dicha provincia, recorrió la ciudad de Paita y los distritos paiteños de Tamarindo, Amotape, Vichayal, Viviate y La Huaca, en el marco de la Estrategia 360° Detección y protección de mujeres en riesgo y seguimiento de investigaciones de feminicidio en grado tentativa y feminicidio. 

 

Así también, logró notificar a 08 investigados de procesos en curso, para no frustrar diligencias y en salvaguarda de su derecho de defensa.

En una fecha anterior, en compañía del personal del Centro Emergencia Mujer, también visitó a los agraviados del distrito de Pueblo Nuevo de Colán.

De esta forma el Ministerio Público permanece vigilante, con la finalidad que las agraviadas reciban visitas para la atención y protección debida; así como, la sanción al agresor.

Fiscalización 

La Subgerencia de Fiscalización clausuró, de manera definitiva, el bar La Sirenita, ubicado en sector de María Parado de Bellido, de Paita Alta. Además, se procedió a multar a sus propietarios con 5 UIT (21 mil 500 soles).

Esto debido a que los dueños reabrieron el local, a pesar de que ya había sido clausurado.

En ese sentido, el subgerente de Fiscalización, Héctor Pingo, señaló que dicho bar ya se encontraba clausurado, de manera temporal. Sin embargo, ahora es definitivo por hacer caso omiso a una orden municipal.

Asimismo, el funcionario edil agregó que dicho local no cuenta con certificado de licencia de funcionamiento ni con certificado de defensa civil.

Fuente: El Regional de Piura