El miércoles 3 de abril, el premier Gustavo Adrianzén se presentó ante el Pleno del Congreso de la República, acompañado por los titulares de los ministerios, en busca del voto de confianza. Durante su intervención, anunció medidas concretas para hacer frente al persistente problema del hacinamiento y la sobrepoblación en las cárceles del país.

Adrianzén detalló que, en el primer semestre del presente año, la administración de la presidenta Dina Boluarte inaugurará dos centros penitenciarios en Puno. Estos nuevos establecimientos tendrán como objetivo principal combatir el hacinamiento en las cárceles a nivel nacional.

Asimismo, el premier indicó la importancia de estas acciones en el contexto de una situación crítica en las cárceles de la región. Actualmente, la sobrepoblación carcelaria en la región de Puno es evidente, con establecimientos como el penal de mujeres Lampa.

Lee más: ¿Quién es Wilfredo Oscorima y por qué se le vincula con Dina Boluarte?

Lucha contra la criminalidad 

El premier no solo se refirió a la construcción de nuevos centros penitenciarios, sino que también hizo hincapié en la importancia de garantizar la seguridad y el control en las cárceles existentes. Anunció la reapertura del establecimiento penitenciario Concepción para mujeres. Además, subrayó la necesidad de mantener un principio de autoridad sólido en todos los penales del país.

En tanto, reiteró otras medidas previamente anunciadas, como el mejoramiento y ampliación del establecimiento penitenciario de Abancay. Así como, la reactivación de obras paralizadas en el complejo penitenciario de Arequipa.

Las iniciativas forman parte de los compromisos asumidos por la presidenta Boluarte, quien durante su discurso de Fiestas Patrias del año pasado aseguró destinar al menos 300 millones de soles para la edificación de nuevos centros penitenciarios. Con ello, se espera abordar de manera efectiva el desafío del hacinamiento carcelario y mejorar las condiciones de reclusión en el país.

VIDEO RECOMENDADO