Desde el 2 de enero la EPS Grau restringió el servicio de agua potable a los usuarios de Piura, Castilla y Veintiséis de Octubre, para realizar trabajos de mantenimiento en el canal “Daniel Escobar”. Esta medida afectó a miles de piuranos quienes se vieron en la obligación de hasta comprar bidones con agua.

Te puede interesar:

| Niveles de radiación ultravioleta se incrementan en todo el país

| Cinco recomendaciones para evitar el cáncer de piel

La EPS Grau informó que para estas acciones, la empresa ha dispuesto de 8 camiones cisternas (4 propias, 3 alquiladas y una prestada por el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento OTASS) para abastecer a los sectores de Pachitea, San Martín, Enace, Micaela Bastidas Las Mercedes, La Alborada, Chira Piura, San José, Santa Rosa, Ignacio Merino, Los Algarrobos, San Ramón, San Pedro, Santa Julia, Cercado de Castilla, Talarita, Cossío del Pomar, entre otros sectores.

Sin embargo, la medida no es suficiente para abastecer a toda la población afectada. Muchos cuestionaron que estos trabajos se realicen en esta temporada de intenso calor.

Por su lado, la jefa del Departamento de Agua Potable, Lourdes Chero, manifestó que también se está dando prioridad a la distribución de agua potable a los hospitales Santa Rosa, Jorge Reátegui Delgado y la posta de Santa Julia. Además, sostuvo que los camiones cisterna recorrerán los sectores afectados hasta las 8 de la noche para abastecer a un mayor número de pobladores.

Por otra parte, el gerente de Operaciones y Mantenimiento, Raúl Otero Arrunátegui, espera que el PECHP culmine sus actividades, en el menor tiempo posible, para que las Plantas de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) de Curumuy y Sullana, puedan contar con el agua disponible en sus estaciones de captación, y empiecen a producir el agua potable para normalizar progresivamente el servicio a la población.

En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here