Publicidad

Piura es una ciudad en la que cada año aumenta la población y, con ello, la basura que los individuos producen. Según la ingeniera Ruth Oliva, jefa de la Unidad de Gestión de Residuos sólidos de la Municipalidad de Piura, diariamente el personal de limpieza encargado recoge 200 toneladas de basura diarias. Esto equivale a 67 camiones compactadores llenos que día a día dejan los desechos en el botadero municipal.

Oliva indicó que para recoger toda la basura que se produce en la ciudad se ha dispuesto tres ejes de trabajo. El primero, son los obreros de limpieza pública que se encargan del barrido de calles; en segundo lugar, están los camiones compactadores que se encargan del recojo domiciliario de los residuos. Por último, figuran los trabajadores que se encargan de la erradicación de puntos críticos en donde se bota basura ilegalmente.

“A nuestro botadero municipal llegan diariamente 67 volquetes de residuos, los cuales provienen de los operadores privados y los camiones compactadores de los distritos de Piura, Castilla, Veintiséis de Octubre y, eventualmente, Catacaos”, detalló.

De todo el total de la basura que el personal de limpieza recoge, la ingeniera señaló que solo el 3% se recicla.

“No toda la basura que se desecha es completamente inutilizable. Es importante tener en cuenta la economía circular, el reciclaje que permite aprovechar mejor los residuos orgánicos e inorgánicos. Además, supone una fuente de trabajo para los recicladores que viven de ello para mejorar sus condiciones de vida”, declaró.

Piura sin relleno sanitario

Las 200 toneladas diarias de basura que producen los ciudadanos terminan en el botadero municipal ubicado en el distrito de Castilla. En este lugar, los residuos que ya no se pueden utilizar, y los desechos orgánicos e inorgánicos se mezclan. Como consecuencia, Oliva explicó que se genera contaminación ambiental y existe la posibilidad de que se produzcan incendios.

En ese sentido, la ingeniera explicó que un relleno sanitario permitiría dar un mejor tratamiento a la basura. No obstante, desde hace más de 10 años Piura cuenta con un proyecto para la construcción de esta infraestructura, pero hasta ahora no se concreta.

La provincia de Paita cuenta, desde este año, con un relleno sanitario con capacidad de  266 954.93 m3

“Hay actualmente un proyecto con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) para que Piura cuente con un relleno sanitario. La gestión pasada compró un terreno ubicado en la carretera a Chulucanas, pero la ubicación geográfica iba aumentar el costo de la obra, por ejemplo, la vía de acceso todavía no estaba construida”, declaró Oliva.

La funcionaria pública agregó que la actual gestión está ultimando los detalles en la compra de un nuevo terreno en Catacaos. Una vez se concluya la adjudicación, la obra estará a cargo del Ministerio del Ambiente (Minem).

“Un Relleno sanitario es un espacio donde se entierran por capas los residuos que ya no se pueden reutilizar. También está contemplado que se construya la planta de valorización de orgánicos, es decir, producción de compost”, añadió.