Marck Anthony, un niño de 13 años, ha causado gran admiración en sus amigos, familiares y pobladores de Tambogrande gracias a su gran talento. A su corta edad ha tallado varias esculturas con cincel y un tronco de zapote.

Entre las figuras que ha realizado se encuentra al señor Cautivo de Ayabaca y la virgen de Guadalupe, a quienes siempre pide por el fin del coronavirus en su región.

Desde hace seis años, Mark, quien se encuentra en su segundo año de educación secundaria, descubrió que su pasión era darle forma a la madera y dejar su sello en los troncos de árboles.

Por ello, expresa que su único anhelo es poder culminar el colegio e iniciar la carrera de escultura para perfeccionar sus técnicas.

Entre las figuras que ha realizado el pequeño artista se encuentra al señor Cautivo de Ayabaca y la virgen de Guadalupe

“La Virgen de Guadalupe es la que más me piden y me gusta tallarla porque también voy practicando. Para tallar las esculturas me demoro tres días, porque no hay luz y debo irme hasta donde mi abuelita para pulirlas”, comentó.

Publicidad

Asimismo, Marck Anthony expresó sus deseos de estudiar y convertirse en un gran escultor. Él sueña con llegar a exponer sus obras en alguna feria o museo.

Por el momento, el pequeño artista necesita mejorar sus herramientas y vender sus obras que ahora realiza para poder ayudar a su familia. Él vende sus cuadros desde 50 hasta 300 soles, y sus estatuas talladas hasta 1000 soles.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here