Pese a los peligros por el covid-19, algunos comerciantes prefieren mantener cerrados sus puestos del Mercado San Miguel Arcángel, en Piura. Esto para continuar con la venta de sus productos en las vías públicas.

Frente a esta situación, la municipalidad revirtió 300 puestos de venta, los cuales se entregarán a otros vendedores que no cuenten con un espacio y estén decididos a formalizarse.

Algunos comerciantes prefieren continuar con la venta de sus productos en las vías públicas y mantener sus puestos cerrados. Foto: La República

El alcalde Juan José Díaz Dios, advirtió que el personal de fiscalización continuará con los operativos para revertir los demás espacios que se utilizan para almacenar mercadería

Advirtió que unos 1 100 puestos del Mercado San Miguel Arcángel se revertirán a la Municipalidad de Piura.

“Hemos agotado todo tipo de dialogo con estos señores, pero lamentablemente insisten en continuar en las calles. Es hora de actuar y entregar estos puestos a los vendedores que necesiten formalizarse”, manifestó.

Publicidad

Asimismo, explicó que la comuna piurana destinó 600 mil soles para mejorar la apariencia del mercado. Asimismo vienen trabajando para instalar paraderos de vehículos en puestos estratégicos al centro de abastos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here