Lucio Gallo es actor, titiritero, mimo, clown, y también profesor de artes escénicas. Lleva 17 años en la escena artística de Piura ya sea enseñando o realizando presentaciones teatrales.

También puedes leer:

|Colectivo cineasta piurano presenta “Cine Con Chifles”

|Club de Turismo: fomentando cultura en colegios piuranos

¿Cómo te iniciaste en el teatro?

A los 15 años me inscribí en uno de los talleres que organiza la municipalidad y a los 17 decidí especializarme en Trujillo por recomendación de un profesor. Más adelante decidí estudiar educación artística y ahora soy docente de teatro titulado. Estoy perenne en Piura porque pertenezco a un grupo de teatro. Aquí dicto talleres, capacito profesores, realizo obras y muchas cosas más en colegios.

¿Habías pensado en otra opción además de la actuación?

Mi primera opción, porque siempre me gustó la historia era gestión cultural; pero por falta de recursos económicos no pude.

¿Cómo elegiste la especialidad de titiritero? 

Aprendí con maestros chilenos, argentinos y cubanos que han pasado por aquí. El teatro de títeres, marionetas, lo que es el bocón de media, o de papel es algo que he ido adquiriendo en festivales.

Foto: Internet
¿A qué grupo perteneces?

Pertenezco al Centro Cultural Escenarios, un colectivo teatral. El grupo que dirijo, Yupi Teatro, es parte de ese colectivo teatral. El objetivo del centro cultural es difundir el teatro y una de las formas para difundir son los talleres. 

Además de las presentaciones, ¿qué otros trabajos realiza?

Una de la alternativa que ha surgido para los titiriteros son los shows infantiles. La recepción es muy fuerte y los niños participan en la historia.

¿En qué ayuda el teatro a los niños?

El teatro ayuda mucho a los niños que son inhibidos, retraídos, porque a partir del juego, que es la base de la pedagogía teatral, van soltándose poco a poco. Van acostumbrándose a ser observados y a ser escuchados. Muchos tenemos miedo ser observados, ser el centro de atención y que nos escuchen. Poco a poco los niños pueden ir contando cuentos, pueden contar una anécdota, contar lo que han hecho, lo que más les guste. Eso les ayuda a no sólo hacer una presentación, sino que los ayuda en el plano educativo, en el plano social;a exponer sus ideas sin miedo a sentirse mal.

No te pierdas en Instagram:

En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here