La sonda Parker estará diseñada para recopilar datos en un ambiente de temperaturas extremas. Foto: RTVE.
Publicidad

La Agencia Aeroespacial de EE.UU. (NASA) anunció hoy el lanzamiento en 2018 de una sonda que se acercará más que ningún otro instrumento espacial a la superficie solar para estudiar características físicas de la atmósfera del astro.

El “Solar Probe Plus” volará directamente hacia la corona del Sol, la atravesará por primera vez y se acercará más que ninguna otra sonda a 6 millones de kilómetros de la superficie solar, algo extremadamente difícil.

Hasta ahora, otras sondas se han acercado para examinar los vientos solares y la corona solar, pero nunca a una distancia tan corta, algo que podría responder muchas preguntas sobre el comportamiento del astro rey sin resolver.

A altas temperaturas

La sonda Parker estará diseñada para recopilar datos en un ambiente de temperaturas extremas, con masivas cantidades de radiación y a una velocidad de 200 kilómetros por segundo, lo que permitiría ir de la Tierra a la Luna en media hora.

Para acercarse al Sol y orbitarlo a tan corta distancia, la sonda Parker será acelerada por el Delta IV Heavy, el cohete en servicio con la mayor potencia.

Fuente: Andina