José Zeta es un artista plástico piurano que hace más de 15 años ha dedicado su tiempo al colectivo “Arte para todos”, creado por él para enseñar a los niños lo que le hace feliz desde muy pequeño: el arte. Este colectivo funciona en su casa y brinda talleres gratuitos de arte, caligrafía, escritura, entre otros.

También puedes leer:

|Houdini Guerrero: “Es importante que los artistas labren su propio camino”

|Jesús Crisanto: “Los detalles marcan la diferencia en la producción de eventos”

El inicio

Zeta contó que en un inicio llegaban a él niños pequeños y adolescentes para pedirle ayuda con sus tareas, entonces él, alumno de la escuela de Bellas artes de Piura les ayudaba gustosamente. Luego, los niños le fueron pasando la voz a sus amigos y el grupo se iba haciendo más grande.

Posteriormente, cuando el grupo se fue consolidando, la Asociación Ñari Walac le brindó apoyo con materiales, carpetas y equipo humano para no solo enseñar arte a los niños sino formarlos en valores a través de juegos.

Fue entonces que, en el 2004, su pequeña escuela con 2 niños se volvió una ludoteca que acogía a cerca de 60 niños interesados en las clases y talleres gratuitos que brindaban tanto Zeta y sus amigos de Bellas Artes como la Asociación Ñari Walac.

Los libros y materiales de «Arte para todos» los ha ido comprando o recibido de colaboraciones durante los años.

De padre a hijo

Zeta explicó que los primeros pasos que dio en el mundo del arte fueron gracias a su padre, el artista José Zeta Huertas. La admiración por su trabajo y quien era lo llevaron a estudiar arte y dedicar su vida a inspirar a otros a través de ella.

Aunque, no siempre fue fácil ya que cuenta que al inicio debía desarrollarse bajo la sombra de su padre.

“Empecé en la escuela y al principio fue difícil porque me comparaban mucho con mi papá, me enojaba mucho, pero seguí y comencé la ludoteca en mi casa. También he colaborado ludotecas de San Martin, Chiclayito y Santa Julia”, dijo.

Proyectos actuales

Este año planea trabajar en “Arte para todos” con elementos reciclables y enseñar a los niños sobre la importancia de reciclar. También, planea seguir con las exposiciones anuales en el museo Vicus y las excursiones fuera del País.

“Al tener contacto con colectivos en otros países hemos podido llevar a los niños a exponer sus trabajos en, por ejemplo, Ecuador, lo que les hace mucha ilusión”, comentó.

Finalmente, Zeta aseguró que le gustaría se le dé al arte la importancia que merece en el país, ya que es a través de ella que las personas logran liberarse, transmitir sus emociones y sentimientos reales, sin ningún tipo de prejuicio o falsedad.

No te pierdas en Instagram:

En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here