Una estampida humana del jueves por la noche y madrugada de este viernes en una festividad judía dejó 45 personas personas muertas y alrededor de 150 heridos en Israel. Esta tragedia ha consternado al país y llevado al primer ministro, Benjamín Netanyahu, a declarar el próximo domingo día de luto.

«Me gustaría declarar el domingo como jornada de duelo nacional. Unámonos todos al dolor de las familias y oremos por el bienestar de los heridos«, dijo el jefe de Gobierno al visitar el lugar de la tragedia en el Monte Merón de Galilea, en el norte del país, donde siguen las tareas de identificación de casi medio centenar de víctimas mortales.

Netanyahu aseguró que la avalancha humana de esta madrugada «es uno de los peores desastres que ha sufrido el Estado de Israel».

«Nuestros corazones están con las familias y heridos, a quienes deseamos una pronta recuperación», lamentó.

Se dificulta la identificación

El primer ministro manifestó que debido al tumulto de personas, muchas personas «murieron aplastadas, incluido los niños». Concretando, además, que «muchas de las víctimas aún no han sido identificadas»

Instó a evitar difundir rumores por redes sociales y pidió «dejar que las autoridades trabajen». A su vez, elogió a los cuerpos policiales, equipos médicos de emergencia y fuerzas de rescate por haber prevenido «un desastre mucho peor».

El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, honoró también la memoria de las víctimas encendiendo 45 velas por cada una de ellas frente a su residencia oficial en Jerusalén, donde se abrió un centro de llamadas de urgencia para ayudar a familias que buscan a seres queridos que siguen en paradero desconocido desde el incidente.

Muchas personas murieron aplastadas, incluido los niños", añadió y muchas de las víctimas aún no han sido identificadas. Foto: AFP
Muchas personas murieron aplastadas, incluido los niños», añadió y muchas de las víctimas aún no han sido identificadas. Foto: AFP

Tragedia devastadora

«Este es un día terrible y doloroso. Una tragedia desgarradora», lamentó Rivlin. También envió su «más sentido agradecimiento a quienes trabajan sin descanso desde anoche para rescatar y dar tratamiento médico» a todos los afectados.

En el lugar de la tragedia, los restos de la devastación hablan por sí solos: cadáveres tapados, sombreros u otras prendas negras características de los judíos ultraortodoxos marcan las imágenes.

Familias que no pudieron localizar a sus seres queridos, se dirigen directamente a centros de medicina forense para identificar los cuerpos de los muertos.

Funcionarios de seguridad y rescatistas israelíes inspeccionan los cadáveres de decenas de judíos ultraortodoxos durante Lag Ba
Funcionarios de seguridad y rescatistas israelíes inspeccionan los cadáveres de decenas de judíos ultraortodoxos durante Lag Baomer. Foto AFP

Inician pesquisas

La Policía del lugar inició pesquisas para investigar la estampida de anoche con detalle. Por su parte, la Fiscalía anunció que abriría una investigación por posible negligencia policial en la gestión de seguridad del evento.

Pero algunos apelan a ser cautos y a no apresurarse a buscar culpables de una tragedia que generó también una ola de solidaridad. 

Dato:

Los asistentes estaban celebrando la festividad religiosa de Lag B’Omer, el evento público anual más grande de Israel.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here