La improvisación es un movimiento artístico que llegó a Piura hace cinco años. Desde entonces, varios jóvenes piuranos empezaron con un nuevo estilo de vida que les permite acercarse cada vez más al arte a través de nuevas experiencias.

También puedes leer:

|Club de Turismo: fomentando cultura en colegios piuranos

|UNP ofrece Talleres culturales verano 2019

Y es que la improvisación se trata precisamente de ser espontáneos y crear sobre la marcha. Es una actividad de adaptación a los cambios radicales, ya que implica reaccionar a diversas situaciones en un escenario de juego.

El arte de improvisar

Uno de los grupos pioneros en el tema, es Artos. Hace cuatro años, Jair Cohello y un grupo de amigos, empezaron a realizar talleres de clown, teatro e improvisación. Desde entonces, Jair ha dedicado gran parte de su tiempo a la impro.

Artes escénicas, Artos 2019.

Artos es un proyecto de formación en artes escénicas, su finalidad es que los piuranos accedan a cursos de improvisación a costos cómodos. «Gran parte de las personas que hacían teatro en Piura se juntaron para crear grupos que introduzcan a la gente al mundo de las artes escénicas», afirmó Jair.

Desde el 2014 hasta hoy han tenido maestros de distintas partes del mundo como Findlandia, Argentina, España, Italia, Puerto Rico, entre otros.

A través del intercambio cultural y el juego, Artos busca compartir arte y cultura. Ellos intentan sumarle al mundo. «Gracias a la impro, la gente extiende fronteras y logra objetivos en equipo, aprenden a escuchar e incluso terminan con las ansias y el estrés», explicó Jair Cohello.

Otro de los grupos pioneros en improvisación es Ja! Compañía, que inició con Alejandra Valdiviezo y Omar Ortega, jóvenes que empezaron haciendo teatro y clown para presentaciones en la ciudad.

Ex-integrantes de Ja Compañía.

Al principio se dedicaron exclusivamente al clown, pero pronto, extendieron sus proyectos y empezaron a trabajar con la improvisación.

La improvisación en Ja consistía en sesiones de juego para incentivar la creatividad. Algunas de las actividades consistían en juegos de roles o juegos como «Ladrón y policía». Todo esto tenía un fin: hacer que las personas se despojen de sus vidas de adultos para divertirse y ser libres.

Ex-integrandes de Ja Compañía en Clandestino Bar.

Fue precisamente de Ja que nació un nuevo improvisador: Jair Troncos. Él tiene ahora un nuevo proyecto, llamado «Énfasis» y se ha juntado con un grupo de nuevos improvisadores para enseñar todo lo que ha aprendido.

«La improvisación para mí es un mundo en el que me siento bien conmigo mismo, me puedo expresar, ser libre, trabajar en equipo, relajarme, reír y disfrutar del momento», expresó Jair Troncos.

La improvisación como estilo de vida

Wilfredo Contreras, improvisador peruano, ha dedicado ocho años de su vida a esta práctica: «La impro para mí es juego, es verdad ,es vivir, porque no hacemos cosas de la nada, necesitamos tener un background importante de experiencias».

Wilfredo Contreras, improvisador peruano.

Actualmente, Wifredo maneja un show de improvisadoras en Lima, demostrando que se puede hacer de las artes escénicas, un trabajo y una pasión.

No te pierdas en Twitter:

En Instagram:

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here