Al sur de Sóndor, entre los caseríos de Agupampa, Shumaya y Tacarpo, se encuentra un "valle muerto" conocido como el Valle de los Infiernillos. Este bosque de rocas está formado por una erosión fluvial que te impactará.

No tiene un curso regular de agua si no que su cúmulos de tierra y minerales dan impresión de Colpa, conformaciones que se semejan torretas de castillos y de catedrales.

Este lugar posee un paraje casi desértico,el cual era transitado en la ruta del camino real de Sóndor a Tabaconas en los tiempos cuando no había carretera. Esto dio lugar a que los campesinos lo llamen "Valle de los Infiernillos"

¿Cómo llegar?

Primero debes ir de Piura a Huancabamba. El viaje demorará aproximadamente cinco horas en auto. Luego, a dos horas desde Huancabamba por vía carrozable, en el distrito de Sóndor tendrás que trasladarte a 6 km al sur en un recorrido de 45 minutos en auto. Allí encontramos el Valle de los Infiernillos, ubicado en el caserillo de Agupampa.

¿Qué ver?

Sus cúmulos, en un área de unos 6 km, llegan a unos 200 metros de altura. Este un paisaje impresionante de clima cálido, de flora y fauna constituida por unos pequeños reptiles como las lagartijas. Su entorno próximo no es apto para agricultura ni ganadería.

Son hondonadas y salientes que han adquirido diversidad de formas extrañas e impresionantes.

Este valle se levanta en un área de 2 km2, en el cual la acción erosiva del viento y las lluvias han dado origen a la formación de gigantescos farallones de forma sorprendentes y caprichosas, que pese al paso de los años se mantienen activas como silenciosos guardianes de este territorio.

La imagen puede contener: cielo, árbol, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: árbol, planta, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: cielo, montaña, árbol, exterior y naturalezaLa imagen puede contener: planta, árbol, cielo, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: montaña, cielo, exterior y naturaleza

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here