Gabriel Tagle es un niño de apenas 9 años. A su corta edad nada le ha impedido que sea el propio creador de su emprendimiento, que tiene como sede un concurrido parque de Lima. Su destreza y habilidad en el ajedrez lo han llevado a ser un maestro de este juego.

Instalado en el parque Ramón Castilla (Lince), el pequeño estudiante del tercer grado de Primaria, acompañado de su madre, siempre espera a aquellos que quieran saber más sobre la magia del ajedrez o, simplemente, pasar una partida en la que es determinante una buena estrategia para ganar.

«Desde pequeño ya sabía mover las piezas, pero no me daba mucho interés. Así que, después a esta edad he logrado tener un emprendimiento muy bonito de poder enseñar a la gente ajedrez y me reten jugar partidas», dijo Gabriel al medio internacional China Xinhua en Español.

El amor de Gabriel por este juego se consolidó durante una visita con su familia a Urubamba, una provincia ubicada en la región sureña de Cuzco. Allí tuvo la oportunidad de poder compartir junto a un experto, que lo inspiró a crear un espacio para quienes desean instruirse sobre el ajedrez.

Maestro del ajedrez

Desde 1 sol (equivalente a 0.24 dólar), el pequeño Gabriel imparte sus clases a todas las personas que están interesados en aprender ajedrez. Él sabe muy bien que todo negocio debe tener un protocolo de bioseguridad y es algo que desarrolla y cumple a cabalidad.

Sobre la promoción de su emprendimiento, este solo se vale de un pequeño cartel que dice:

  • Partidas de ajedrez: S/1.00 – niños / S/2.00 – adultos
  • Clases de ajedrez: S/1.00 – niños / S/2.00 – adultos

Así, en una pequeña alcancía instalada en su módulo, él guarda cada una de las monedas que recauda de sus clases brindadas. Para Gabriel, dicho dinero tiene un único fin y es para cumplir uno de sus grandes sueños: visitar España.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here