Foto: Agrobanco
Publicidad

La calificadora internacional Fitch Rating elevó la clasificación de Agrobanco en sus operaciones de corto plazo en moneda local, de F2 a F1.

Agrobanco señaló que esta mejora en la clasificación  refleja la fortaleza de una emisión en moneda local de corto plazo, como parte de las empresas financieras del Estado que emiten instrumentos financieros en el mercado, lo que significa una mejor alternativa de inversión en el sector como empresas del Holding FONAFE

Asimsimo,  reafirmó el grado de inversión en BBB+ con perspectiva estable, a través de pronunciamiento emitido hoy en Nueva York.

Fitch Rating destaca el soporte del Estado como su principal elemento de fortaleza y recuerda que Agrobanco es parte integral de la estrategia de desarrollo agrícola del gobierno.

“A pesar de su pequeña participación en el sistema financiero, Agrobanco es la mayor fuente de financiamiento para el sector agrícola del país. Además, su 100% propiedad del gobierno, así como la representación de los Ministerios de Agricultura y Finanzas en su Consejo de Administración, demuestra la importancia de la política nacional”, señala.

La agencia sostiene además, que la evaluación realizada refleja la probabilidad de un apoyo de los accionistas de Agrobanco, Fonafe, si fuera necesario.

El informe refiere que el banco desde que recibió la autorización para apalancar recursos en el 2011, ha registrado un crecimiento rápido, con un promedio de 59,4% anual. Este crecimiento ha ido acompañado de una transformación estratégica de los préstamos al por mayor a la provisión de la financiación directa de capital de trabajo, financiación de equipos y líneas de crédito a largo plazo, agrega.

En opinión de Fitch, la capacidad de Agrobanco para seguir de cerca su calidad de la cartera, tiene el soporte mitigador del apoyo del Fondo AgroPeru.

También sostiene que el perfil de financiamiento de Agrobanco sigue siendo una debilidad, al no contar con autorización para movilizar depósitos, riesgo que es mitigado en parte por nivel adecuado de liquidez del banco (25% de su balance), así como un historial de apoyo del gobierno y el acceso a líneas de crédito de los bancos estatales y locales.

Los indicadores de capital de Agrobanco siguen siendo sólidos, beneficiándose de la reinversión del 100% de las ganancias acumuladas, así como recapitalizaciones del gobierno en los últimos años.