Entre plantas de juncos, especie común en ríos, se han hallado cuerpos envueltos en telas de color azafrán que flotan en las aguas sagradas del Ganges. El cual es uno de los ríos más importantes en India. Un recordatorio de la ferocidad del coronavirus en este país, que en pocas semanas se llevó decenas de miles de vidas.

Cuerpos en aguas del río Ganges

Durante los meses de abril y mayo, los cementerios y crematorios se vieron desbordados por la extraordinaria afluencia diaria de muertos de covid-19. Por falta de espacio o de recursos, muchas familias del norte y el este de India se vieron obligadas a entregar los cuerpos de sus seres queridos a las aguas del Ganges, sagrado para los hindúes.

De la misma manera otros optaron por enterrarlos en tumbas, apenas excavadas en las orillas arenosas del gran río, que para muchos pertenece a la diosa madre Ganga Ma, quien da y toma la vida. Pero la llegada de los fuertes vientos, acompañados de lluvias torrenciales, provocó inundaciones y desalojó a los muertos enterrados en sus orillas.

Datos

Cerca de 150 cadáveres que aparecieron en las últimas tres semanas fueron incinerados. Así lo indicaron a la agencia AFP las autoridades de Allahabad, un importante lugar de peregrinación hindú en el estado de Uttar Pradesh (norte).

Ahora las hogueras funerarias se multiplican en las orillas del río, donde se amontonan montañas de leña en previsión de que aparezcan más cuerpos para incinerar.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here