Los meses de julio y diciembre son los más esperados por los peruanos. Además de las festividades, muchos reciben un dinero extra que otorgan las empresas a sus trabajadores: la famosa “grati”. 

Sabemos que es tentador realizar compras con ese ingreso adicional, pero espera un poco antes de gastarlo todo. Si no administras bien ese dinero, podría ser como cualquier otro mes. Por eso, el equipo de Kambista te brinda algunos consejos para usar de forma adecuada tu gratificación.

  1. Prioriza tus deudas

Muchas veces llegamos a estas alturas con algunos pagos atrasados, por lo que la gratificación es un buen salvavidas para regularizar las deudas. Te recomendamos cancelar el monto total, si es posible, o pagar el monto máximo que puedas. Así, podrás evitar seguir acumulando intereses y no perjudicarás tu historial crediticio.

Por el contrario, si tus deudas están al día, una opción igual de viable es pre pagar tus deudas. Empieza por la más cara, usualmente es la de la tarjeta de crédito, y siempre fíjate en la tasa de interés. Además, recuerda que en este caso tienes dos opciones:

  • Reducir el monto de la deuda, hazlo si tu cuota es alta y prefieres pagar menos cada mes.
  • Reducir el plazo, hazlo si quieres reducir el tiempo para pagar tu deuda. Mientras más pronto canceles tus deudas menos intereses pagarás.
  1. Ahorra o invierte

Comienza a ahorrar para ese gran sueño o proyecto que viene rondando tu cabeza. Por ejemplo, hacer una maestría, viajar o comprarte un departamento.

Publicidad

Te recomendamos guardar este dinero en una cuenta de ahorros distinta a la de tus gastos diarios, así tendrás mayor control y evitarás caer en la tentación de gastarlo en compras innecesarias.

Por otro lado, la grati puede ser la oportunidad ideal para poner en marcha un negocio propio. Puedes destinar parte de ella como una inversión inicial y luego ir juntando para una inversión futura. Lo importante es tener un plan y una visión a largo plazo.

  1. Crea un fondo de emergencia

En un contexto como este es imprescindible contar con un fondo de emergencia. Si aún no cuentas con uno, la grati es la oportunidad perfecta para crearlo. Recuerda que aún no sabemos cómo se proyecta la situación económica del país y este fondo puede ayudarte en caso te quedes sin empleo, tengas problemas de salud o suceda un acontecimiento no planificado.

Para este fondo puedes destinar un 30% de un sueldo mensual y podrías guardarlo en una cuenta de ahorro, para tener disposición inmediata de ese dinero cuando lo necesites.

  1. Date un gusto

Sabemos que estabas esperando que llegue este momento. Y sí, una vez que hayas administrado el dinero de tu gratificación y te quede un extra, es momento de darte un gusto. La gratificación es un reconocimiento al trabajo que haces durante todo el año y ese dinero es para disfrutarlo, pero se disfruta mejor teniendo tus finanzas en orden.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here