El huevo cocido o sancochado es uno de los alimentos óptimos para la quema de grasas, pues es saciante y reduce el apetito. Además, es una fuente de vitaminas y ácido fólico, dado que contiene proteínas de alto valor biológico.

Pero debemos seguir algunos consejos prácticos para una cocción perfecta, ya que de lo contrario este alimento puede quedar muy líquido, quemarse o reventarse dentro de la olla.

Para que no tengas problemas al hervir uno, aquí te explicamos algunos trucos de cocina para poner en práctica.

1. Sácalos antes de la nevera:

Si los tienes dentro de este electrodoméstico, es recomendable que los saques al menos media hora antes de hervirlos, así cuando los pongas en el agua caliente la cáscara no se agrietará.

2. No olvides la sal:

Cuando pongas el agua a hervir, añade un poco de sal dentro de la olla. Esto ayudará al momento de pelar la cáscara y salga mucho más rápido.

3. Cuidado con el agua:

El líquido que pongas en la olla debe cubrir los huevos para que la cocción sea uniforme y perfecta. No los pongas antes que el agua hierva hazlo con mucho cuidado.

4. Presta atención al tiempo:

Si vas a poner el huevo cuando el agua esté hirviendo debes dejarlo cociendo por 8 minutos, si se trata de uno solo. Si pones varios entonces será entre 10 y 12 minutos a fuego medio.

Otra alternativa es añadirlos al agua hirviendo y dejarlos a fuego máximo por 3 minutos. Luego apagar y esperar que terminen de cocinarse con el calor del agua durante 8 minutos más.

Recomendaciones básicas del huevo cocido:

  • Media cucharada de sal en el agua
  • Utilizar huevos a temperatura ambiente
  • Poner agua en abundancia en la olla
  • Meter el huevo en agua fría una vez finalizada la cocción por al menos dos minutos.

Si sigues cada una de las recomendaciones brindadas ten por seguro que obtendrás un huevo cocido perfecto. El cual podrás disfrutarlo en ensaladas, emparedados, o cualquier otro plato.

Síguenos en YouTube:

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here