Publicidad

La presencia de las variantes Delta y Mu de la COVID-19 advirtió un alto nivel de peligrosidad entre las poblaciones vulnerables de la región de Piura, que requiere una cuarentena focalizada para un mayor control del virus, señaló el Colegio Médico, a diario La República.

El presidente de la institución, Arnaldo Lachira, manifestó que la obtención de los resultados de las variantes, un mes después de haber sido enviados, generan mucha incertidumbre con respecto al control epidemiológico del virus, por lo que exhortó a la medida de retención.

“Se tiene que investigar la propagación de las variantes en cada caso. No podemos continuar sin saber donde se encuentran más afectados con la Delta. Una cuarentena focalizada ayudaría a controlar la propagación masiva”, expresó.

El jefe del Colegio Médico recomendó a las poblaciones vulnerables, en especial a los no inmunizados, a que mantengan las medidas de bioseguridad como el distanciamiento social, el lavado de manos y uso de doble mascarilla.

Análisis de muestras

Tras confirmar la presencia de la variante Delta en Piura, el titular de la Diresa Piura, José Nizama Elías, indicó, a La República, que se requiere urgentemente agilizar el análisis de muestras desde el Ministerio de Salud (Minsa), para la rápida detección de nuevas variantes de la COVID-19.

Como se informó, son tres los pacientes infectados de la nueva variante, con edades entre los 40 y 70 años, que han sido identificados en los distritos de Castilla, Piura y en la provincia de Paita.

Cerco epidemiológico

En esa línea, Nizama explicó que una de las muestras fue enviada hace un mes y, en los otros dos casos, hace dos semanas. Teniendo este panorama, la autoridad sanitaria considera que el objetivo de la detección de la variante para iniciar acciones rápidas pierde su efectividad.

“En el caso de la muestra enviada hace un mes, este paciente ya tuvo contacto con otras personas. Por ello, el cerco epidemiológico ya no cumple su función”, comentó el médico.

Sin embargo, apuntó que la demora en la entrega de resultados se debería a una sobrecarga de trabajo en el Instituto Nacional de Salud. Por ello, considera necesario descentralizar el análisis de muestras.

“Hemos solicitado al ministerio el equipo y la capacitación para realizar el análisis y detección de variantes y, de esta forma, poder tomar acciones con mayor velocidad”, mencionó.

Síguenos en Youtube: