Publicidad

Tragedia en las alturas. En la isla de Tasmania, Australia, cinco menores de edad fallecieron luego que el castillo inflable en el que jugaban volara por tras una fuerte ráfaga de viento. Los niños tenían una edad de 10 a 12 años y cayeron desde una altura de 10 metros.

El suceso ocurrió mientras los niños celebran el último día de clases de la escuela primaria Hillcrest. La institución invitó a los padres a colaborar con el evento, que incluyó una zona de juegos, un tobogán, una zona de artes y manualidades y el castillo inflable.

“Estos niños estaban celebrando su último día de escuela. En lugar de eso, todos estamos de luto por su pérdida”, declaró los medios el comisionado de policía de Tasmania, Darren Hine.

Tras conocer la noticia, el Primer Ministro australiano, Scott Morrison, dijo que pondrá todos los recursos necesarios al servicio de las familias y comunidad afectadas. Por su parte, El secretario del Departamento de Educación de Tasmania, Tim Bullard, afirmó que la prioridad es atender a las víctimas y los familiares, también con ayuda psicológica.

“Tenemos un equipo en el lugar para prestar apoyo a los alumnos y los empleados, y esto incluye psicólogos, trabajadores sociales y capellanes”, explicó Bullard.

Investigación policial

Según las investigaciones preliminares de la policía, una fuerte ráfaga de viento provocó que el castillo inflable volara. De momento, las autoridades no confirmaron qué se usó para anclar al suelo el castillo.

Por ahora, la policía no reveló las identidades de los menores fallecidos.

Síguenos en YouTube