De acuerdo a las estadísticas del Ministerio Público, entre el 1 de enero y el 9 de octubre se reportaron 185 investigaciones por los delitos de violencia contra el pudor, lesiones, entre otros, en las provincias de Piura, Sechura, Morropón, Huancabamba y Paita, que corresponden al distrito fiscal de Piura.

Cifra de violencia contra menores 

En tanto, el Centro de Emergencia Mujer reporta un total de 558 casos de violencia psicológica, física y sexual contra menores, entre enero y agosto de este año, de los cuales 338 ocurrieron en plena cuarentena de la COVID-19.

En el caso del delito de violación sexual, existen 19 investigaciones por denuncias de ultraje a niños menores de 10 años y otros 45 denuncias a menores entre 10 y 14 años de edad.

Los representantes del Ministerio Público vienen realizando seguimiento a 39 investigaciones por el delito de actos contra el pudor cometidos a niños menores de 7 años; otras 16 denuncias que afectaron a niños de 7 a 10 años y 41 casos en menores de 10 a 14 años.

Además, existen otras 25 investigaciones por diferentes delitos cometidos menores de edad. Entre los que se encuentran las agresiones físicas, acoso, proposiciones sexuales y explotación sexual.

Publicidad

Casos de violencia contra menores se triplican 

En agosto pasado, la presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Piura, Sofía Milla, detalló que de enero a julio, el Ministerio Público tenía registrado 57 denuncias por violación a menores de 17 años.

Los casos de violencia a menores en todas sus modalidades se han triplicado. Incluso, Milla explicó que estos casos podrían aumentar debido a que existen denuncias en las comisarías que no son en flagrancia delictiva que demoran en acopiarse.

“Esto (57 casos de abuso a menores) es parte del registro de 3800 investigaciones que se tienen por violencia contra la mujer -en todas sus modalidades- y violencia al interior del grupo familiar, desde inicios de año; sean lesiones físicas, violencia psicológica, feminicidio, tocamientos indebidos y otros casos más”, expresó en aquella oportunidad.

Cámaras Gesell

Al respecto, la psicóloga del Centro Emergencia Mujer, Carmen Ramos, precisó lo primordial en el cumplimiento de la guía de atención en casos de violencia contra menores de edad, es respetar ciertos principios, como la no revictimización.

Es por ello, que ante un caso de denuncia por violencia sexual, psicológica o física de un menor de inmediato se hace de conocimiento al Ministerio Público. Esto para que realicen las diligencias entre ellas la entrevista única en cámaras Gesell, donde la víctima es atendida por un especialista en Psicología.

“A través de los equipos multidisciplinarios se atienden a las víctimas, dando prioridad a niños o niñas, además de adultos mayores. Se da un soporte psicológico al menor y a la familia; y se le inserta a un servicio de recuperación mental. Para ello, trabajamos con los centros comunitarios de salud mental. Previa entrevista única en cámara Gesell con el fin de no revictimizar al menor”, puntualizó.

Estrategias virtuales frente a la violencia

La especialista detalló que se están trabajando estrategias comunitarias de manera virtual debido a la emergencia sanitaria de la COVID-19 para disminuir los delitos de violencia contra los menores. Sobre todo el acoso sexual y captación de menores por las redes sociales que se han evidenciados en la cuarentena.

En tanto, el jefe de la Divincri, coronel Walter Castro, comentó que el área especializada en denuncias de violación a menores actúa de inmediato una vez conocido el caso dando conocimiento al Ministerio Público y los especialista del Centro de Emergencia Mujer.

“Es muy importante que los padres de familia estén alertas a cualquier tipo de contacto que tienen sus hijos sobre todo a través de las redes sociales; y mantener una comunicación adecuada, no juzgándolos. Hoy en día los padres necesitan dar tiempo de calidad”, dijo.

Síguenos en nuestro canal de Youtube | 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here