Rodrigo Delgado, ministro del Interior de Chile, sostuvo que el trabajo voluntario sería una buena alternativa para sancionar a las personas que asistan a fiestas clandestinas e incumplen las medidas sanitarias establecidas para frenar el avance de la COVID-19.

El ministro Rodrigo Delgado entregó el balance sobre las infracciones cometidas desde que inició la pandemia del nuevo coronavirus en ese país.

Según indicó el Diario La República, durante su presentación, el funcionario criticó duramente el “desprecio” que muestran los infractores por la salud de su comunidad.

“Creo que hay que empezar a pensar en otro tipo de medidas para las personas que sienten cierto desprecio por su salud, pero lo más grave, también por la salud de los demás”, afirmó Delgado.

“La ley permite a las personas condenadas por participar, por ejemplo, en eventos como fiestas clandestinas, tener penas alternativas, como hacer trabajo voluntario”, explicó.

Publicidad

En este sentido, el ministro afianzó la necesidad de que estas personas “visualicen el sufrimiento que genera esta enfermedad, que puedan estar en contacto con familias que han perdido un ser querido o con familias que tienen a alguien complicado desde el punto de vista de salud”.

“Me da la impresión de que estamos en presencia de personas que no tienen conciencia del sufrimiento que genera esta enfermedad. Por lo tanto, si no van a contribuir a detener la enfermedad, que no contribuyan a extenderla. Y creo que esa conciencia hay que tomarla. Justamente que estas personas visualicen aquello”, sentenció Rodrigo Delgado.

El informe del ministerio del Interior de Chile revela que, desde el inicio de la pandemia, al menos 2.541 personas fueron detenidas por participar en 148 fiestas clandestinas. La mayoría de los infractores son jóvenes de entre 14 y 36 años de edad.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here