La congresista Rosa Bartra, comentó que durante el gobierno de Alberto Fujimori en la década de 1990 se practicó una política de esterilizaciones que no va en contra de este principio, pero en la cual «probablemente se hayan dado» casos que calificó como «excesos».

«(La esterilización) fue parte de una política de salud reproductiva en la cual, si hubo [sic] casos aislados de excesos, no fueron parte de la política de Estado, sino prácticas aisladas por parte de malos profesionales que probablemente se hayan dado. Las condenamos y las vamos a seguir condenando», comentó en una entrevista con RPP.

También puedes leer:

|Carlos Morán relató que ocurrió en casa de Alan García

|Accidente Huancabamba: Piden 9 meses de prisión preventiva para conductor

Rosa Bartra aseguró que, lo que se practicó durante el gobierno de Alberto Fujimori, fue una política para que la mujer tenga la capacidad de «elegir el método por el cual ella decidía su reproducción».

«Ella, informadamente, debió haber decidido si optaba por un método definitivo de planificación familiar que iba a impedir que ella podía volver a tener hijos. Pero era su libertad sobre su cuerpo para decidir la política o el método anticonceptivo de la política reproductiva que podía acoger para ella misma», indicó la parlamentaria.

«Si hubo casos aislados en los cuales, indebidamente o abusivamente, alguna tuvo una práctica indebida, que se sancione, pero no digamos que esto iba en contra de la libertad de las mujeres para poder decidir el método que iba a acoger», insistió.

Sin embargo, Rosa Bartra no especificó sobre qué cifras se basaba para señalar que se trataron de casos específicos y no parte de una política generalizada por el gobierno de Alberto Fujimori. «No tengo el número exacto y no me gustaría cometer errores por ligereza. Pero que fueron aislados y no fueron parte de una política nacional, en eso me reafirmo», aseguró.

“NO SON HECHOS AISLADOS”
Sobre las declaraciones de Bartra se pronunció Ana María Vidal, secretaria ejecutiva adjunta de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), quien participó en una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que evaluó el caso el año pasado.

Para Vidal, la posición de Bartra demuestra que el fujimorismo busca desconocer a las más de 5 mil mujeres del registro de víctimas de esterilizaciones forzadas creado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. “No se trata de hechos aislados, hay una investigación fiscal que habla de por lo menos 2.000 casos y esto demuestra que fue una práctica sistemática y generalizada”, comentó.

Sin embargo, estimó que más de 2000.000 esterilizaciones se habrían dado en un período de cinco años sin cumplir con los requisitos previos de consentimiento informado o incluso a la fuerza. En ese sentido, consideró que Bartra incurre en una negación que atenta contra las víctimas.

“Fue una política de Estado, ya lo ha reconocido el mismo Estado peruano ante la Comisión Interamericana [de Derechos Humanos]. Esto da mucha pena y demuestra cuál es la vocación del fujimorismo, de que para hacer política no tiene el menor reparo de pasar por encima de miles de mujeres que ya están reconocidas por el Estado como víctimas”, acotó.

POSICIÓN DEL ESTADO PERUANO
El pasado 1 de octubre del 2018, la CIDH realizó en Estados Unidos una audiencia pública sobre igualdad de género, derechos sexuales y reproductivos y denuncias de esterilización forzada de mujeres en Perú.

Fuente: El Comercio

En Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here